Alex Vallenilla / @alexvallenilla

 

La crisis de consumo de drogas en Estados Unidos es una de las tantas causas de la acción que desde ese país se aplica en Venezuela para hacer que el régimen de Nicolás Maduro y el resto del PSUV terminen cediendo el poder.

El año pasado en ese país murieron 73 mil personas por sobredosis. La moda de los consumidores es el fentanilo, el cual se produce en China y entra a California por México. Un kilo de fentanilo cuesta unos 450 mil dólares.

El fentanilo al mezclarse con la cocaína, hace que los efectos sean entre cinco y diez veces más. Pero unos miligramos más de fentanilo, causa sobredosis y la consecuente ola de muertos, que se registran en ese país.

El contrabando de gasolina desde Venezuela a Colombia ayuda a que la producción de cocaína en el municipio Catatumbo del vecino país, sea enorme. El contrabando de cocaína ha crecido en gigantescas proporciones desde que el chavismo/madurismo controla a Venezuela.

Entre los norteamericanos y rusos ha habido acuerdos para poner fin a todo eso. Maduro lo intentó cuando propuso que la gasolina en Venezuela debía pagarse a tasa internacional, los rusos tomarían el control de Amuay para producir combustible. Una vez se tuviera la tasa a precio internacional, el contrabando a Colombia caería y consigo la producción elevada de cocaína.

Pero a Maduro le hicieron explotar un “drone” en un mitin en la avenida Bolívar, desde entonces abandonó la idea, tras el atentado, el cual fue una advertencia del sector que controla la operación (el chavismo militar radical).

Los rusos tienen esa cuenta pendiente, tomar Amuay tenía el propósito de cobrarse la deuda vencida con el préstamo por Citgo como garantía y que los norteamericanos no permitieron ejecutar por razones de seguridad. Desde entonces, ha surgido el acuerdo EEUU-Rusia, para buscar una salida negociada en Venezuela.

Funcionarios de Estados Unidos y Rusia se vienen reuniendo fuera de Venezuela y sin contar con la participación de actores políticos venezolanos en esas negociaciones.