Ciudad Guayana. Los pilares principales de la educación ambiental, son cuatro: fundamentos ecológicos, concienciación conceptual, investigación y evaluación de problemas, y capacidad de acción.

La educación ambiental es un campo multidisciplinario que se desarrolla, en consideración a las comunidades humanas y de seres vivos, en el ámbito de la educación formal, así como a través de la no formal e informal (acuarios, parques, centros naturales, medios de comunicación, Internet, organizaciones, etc.).

También es definida como «la acción educativa de permanente por la cual la comunidad comprende dichas relaciones y sus causas profundas.

Ésta se desarrolla mediante una práctica que vincula al educando con la comunidad, valores y actitudes que promueven un comportamiento dirigido hacia la transformación superadora de esa realidad, tanto en sus aspectos naturales como sociales, desarrollando en el educando las posibles habilidades y actitudes necesarias para dicha transformación así como también hace uso de elementos didácticos para poder cubrir necesidades ambientales y mejorar el entorno».

Las actividades al aire libre, la interpretación del patrimonio natural y la observación de fauna silvestre favorecen la incorporación de la esencia de los problemas ambientales.

La primera referencia del término «educación ambiental» surge en 1948 durante una reunión de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) realizada en París cuando Thomas Pritchard, Director Adjunto de Conservación de la Naturaleza en Gales, sugirió un cambio del término “educación para la conservación”, por la alternativa “Educación Ambiental” de manera que lograra una síntesis del conocimiento de las Ciencias Naturales con el de las Ciencias Sociales.

Desde entonces se han publicado diferentes definiciones elaboradas por académicos en artículos científicos, libros, tesis de doctorado, eventos de organismos supernacionales como la UNESCO y el PNUMA, eventos de los movimientos sociales y espacios colectivos con participación de toda la comunidad.

La investigadora canadiense Lucie Sauve realizó una sistematización de los sentidos que se le da a la Educación Ambiental a partir de las prácticas de distintos programas desarrollados en el mundo.

Educación para el Desarrollo Sostenible

En el contexto internacional se observa cómo, gracias al apoyo de diferentes organismos internacionales, el concepto de Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS)7 ha ido aumentando su consideración y alcance desde 1997 por sobre el de Educación Ambiental, a pesar de movimientos detractores que sostienen que la idea de un supuesto crecimiento sostenible proviene del sistema económico dominante.

Sin embargo, la Agenda 2030 utiliza el concepto de EDS y destaca el importante rol que desempeña la educación en el cumplimiento de los ODS, no sólo porque atraviesa de manera transversal a cada uno de ellos, sino también porque el objetivo N°4 (“Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”), lo explicita en una de sus metas:

Asegurar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y los estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y la contribución de la cultura al desarrollo sostenible.

La EDS atraviesa numerosos aspectos de la vida cotidiana de las personas que incluyen el cuidado del medio natural pero, como bien se plantean en los 17 ODS en los que se refieren objetivos relativos también al medio social y al modelo económico, va más allá: “el medio ambiente es el ambiente cercano, cotidiano, aquel en el que pequeñas iniciativas pueden comenzar a modificar actitudes, modos de actuar y formas de juzgar”.

Desde esta perspectiva educativa se debe favorecer la acción, participación y movilización del destinatario como protagonista, por lo que no se trata únicamente de enseñar contenidos o aumentar las capacitaciones: la UNESCO sostiene que existen competencias clave que los ciudadanos necesitan para vivir responsablemente en un mundo sostenible y que las mismas no se pueden enseñar, si no que se adquieren durante la experiencia y la reflexión:

Competencia de pensamiento sistémico: las habilidades para reconocer y comprender las relaciones; para analizar los sistemas complejos; para pensar cómo están integrados los sistemas dentro de los distintos dominios y escalas; y para lidiar con la incertidumbre.

Competencia de anticipación: las habilidades para comprender y evaluar múltiples escenarios futuros – el posible, el probable y el deseable – para crear visiones propias de futuro; para aplicar el principio de precaución; para evaluar las consecuencias de las acciones; y para lidiar con los riesgos y los cambios.

Competencia normativa: las habilidades para comprender y reflexionar sobre las normas y valores que subyacen en nuestras acciones; y para negociar los valores, principios, objetivos y metas de sostenibilidad en un contexto de conflictos de intereses y concesiones mutuas, conocimiento incierto y contradicciones.

Competencia estratégica: las habilidades para desarrollar e implementar de forma colectiva acciones innovadoras que fomenten la sostenibilidad a nivel local y más allá.

Competencia de colaboración: las habilidades para aprender de otros; para comprender y respetar las necesidades, perspectivas y acciones de otros (empatía); para comprender, identificarse y ser sensibles con otros (liderazgo empático); para abordar conflictos en grupo; y para facilitar la resolución de problemas colaborativa y participativa.

Competencia de pensamiento crítico: la habilidad para cuestionar normas, prácticas y opiniones; para reflexionar sobre los valores, percepciones y acciones propias; y para adoptar una postura en el discurso de la sostenibilidad.

Competencia de autoconciencia: la habilidad para reflexionar sobre el rol que cada uno tiene en la comunidad local y en la sociedad (mundial); de evaluar de forma constante e impulsar las acciones que uno mismo realiza; y de lidiar con los sentimientos y deseos personales.

Competencia integrada de resolución de problemas: la habilidad general para aplicar distintos marcos de resolución de problemas a problemas de sostenibilidad complejos e idear opciones de solución equitativa que fomenten el desarrollo sostenible, integrando las competencias antes mencionadas

Objetivos

Teniendo en cuenta la Carta de Belgrado, realizada en octubre de 1975, los Objetivos de la Educación Ambiental a nivel mundial son las siguientes:

Ayudar a adquirir mayor sensibilidad y conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, creando soluciones viables para el mantenimiento óptimo del mismo.

Ayudar a adquirir una comprensión básica del medio ambiente en su totalidad, de los problemas conexos y de la presencia y función de la humanidad en él, lo que entraña una responsabilidad crítica.

Ayudar a adquirir valores sociales y un profundo interés por el medio ambiente.

Ayudar a adquirir las habilidades necesarias para resolver los problemas ambientales.

Capacidad de evaluación. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a evaluar las medidas y los programas de educación ambiental en función de los factores ecológicos, políticos, sociales, estéticos y educativos.

Participación. Ayudar a las personas y a los grupos sociales a que desarrollen su sentido de responsabilidad y a que tomen conciencia de la urgente necesidad de prestar atención a los problemas del medio ambiente, para asegurar que se adopten medidas adecuadas al respecto.

Desarrollar actitudes responsables en relación con la protección al ambiente.

Adquirir hábitos y costumbres acordes con una apropiación cuidadosa de los recursos de uso cotidiano y los medios de transporte.

Conocer la labor de las principales organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, nacionales e internacionales, comprometidas con la problemática ambiental mundial.

Distinguir las causas que alteran el ambiente

Identificar la interacción entre los factores naturales y la intervención humana.

Reconocer la importancia del impacto que ejercen los diferentes modelos económicos en el ambiente.

OTRAS EFEMÉRIDES

 

  Se inaugura el Nuevo Circo de Caracas (1919).

 

    John Logie Baird da la primera demostración pública de un sistema real de televisión ante un grupo de 50 científicos (1926).

 

    Primera visita del papa Juan Pablo II a Venezuela (1985).

 

    Venezuela suscribe la Convención sobre los Derechos del Niño (1990).

 

    Día Internacional de la Aduana.

 

NACIMIENTOS

 

    Nace Policarpa Salavarrieta «La Pola» (1797) | Heroína de la independencia colombiana.

 

    Nace Mariano Picón Salas (1901) | Escritor, diplomático y académico venezolano.

 

    Nace Paul Newman (1925) | Actor, director y productor estadounidense.

 

    Nace Johnny Cecotto (1956) | Piloto venezolano. Primera Carrera de Fórmula 1 de la Historia.

 

    Nace Benjamín Rausseo – Er Conde del Guácharo (1961) | Actor, comediante, músico y empresario venezolano.

 

    Nace José Mourinho (1963) | Entrenador portugués de fútbol.

 

    Nace Gustavo Dudamel (1981) | Compositor y director de orquesta venezolano.

 

FALLECIMIENTOS

 

Muere Kobe Bryant (2020) | Basquetbolista estadounidense.

 

SANTORAL

 

santos Timoteo de Éfeso y Tito de Creta, obispos y discípulos del apóstol san Pablo (s. I).

 

san Teógenes de Hipona, mártir (c. 257).

 

santa Paula de Belén (404).

 

santos Jenofonte, María, Juan y Arcadio (s. VI).

 

san Alberico, abad (1109).

 

san Agustín Erlandsön (Eystein), obispo (1188).

 

beata María de la Dive, mártir (1794).

 

beato Miguel Kozal, obispo y mártir (1943).

 

 Redacción SNPD