Ezio Rojas / [email protected]

 

Uber, una empresa que ha revolucionado el mercado de taxis y delivery de comida por medio de la implementación de la tecnología, está por salir a su Initial Public Offering (IPO) en la bolsa de Nueva York. ¿Su valor estimado? 100 mil millones de dólares. Ahora bien, ¿Qué valor tiene Ford, una de las empresas de mayor prestigio en la industria automotriz? 55 mil millones de dólares.

¿Estamos en un mundo al revés? ¿Cómo una aplicación de transporte que utiliza automóviles, pero no posee ninguno, vale más que una empresa que tiene más de 100 años produciendo dichos automóviles? Estamos en la revolución digital, depende de nosotros si nos adaptamos o quedamos aplastados por ella.

Si son de los que creen que el ejemplo de “Uber vs Ford” no es valedero porque Uber es una “Burbuja económica”, evaluemos entonces cuales son las 4 compañías con mayor capitalización bursátil en el mundo. Microsoft, Apple, Amazon y Alphabet (empresa detrás de Google, Youtube, Gmail, entre otros). ¿Qué tienen todas en común? Todas son empresas vinculadas con el desarrollo de tecnología.

Y estos no son casos aislados. Facebook, la red social donde solemos ver fotos, videos virales y las frases motivadoras de nuestras tías, vale más que empresas como Bank Of America, Chevron o Toyota. Pero, ¿Nos hemos vuelto locos? ¿El mundo va rumbo a una crisis económica más grande que cuando la burbuja de las puntocom? Nada que ver, todos estos números financieros están sustentados en nuestros patrones de consumo.

Cada vez estamos más tiempo conectados a la tecnología y al internet. Estamos pagando cada vez más por membresías y accesos a programas que nos brindan bienes intangibles (música, vídeos e imágenes), todo esto por medio del internet. Este cambio ha sido realmente rápido y se está dando por medio de los más jóvenes, la denominada generación digital.

¿Qué tiene esto que ver con las criptomonedas? Pues bien, tal como Uber está generando estragos en el mercado de transporte y Apple agitó la industria de la música, las criptomonedas son la revolución digital del mercado financiero.

La revolución digital dentro del mercado financiero no es algo descabellado y, de hecho, se viene gestando a fuego lento desde hace mucho tiempo. El aumento de las transferencias digitales y el uso de las tarjetas de débito/crédito frente al detrimento de los títulos valores como el cheque, pagaré o la letra de cambio son una muestra de que esta industria ha venido evolucionando a lo digital desde hace mucho tiempo.

Las criptomonedas son el siguiente paso necesario que se debe dar en la industria financiera. La necesidad de independizarnos de los anticuados sistemas bancarios y las vetustas políticas monetarias de los bancos centrales nacionales ha generado el impulso necesario para que las criptomonedas nazcan dentro de un mercado cada vez más interconectado.

¿Les parece descabellado tener unas monedas que solo existen en el mundo virtual? A Blockbuster le pareció descabellada la idea de Netflix porque creían que las personas preferirían tener las películas en físico antes de solo tener un permiso para verlas virtualmente. Ahora pregúntense donde está Blockbuster y donde está Netflix. La primera solo en el recuerdo y la segunda como una de las empresas más grandes del mundo.

La sociedad nos está llevando a que tomemos una decisión, revolucionamos a lo digital o nos quedamos atrasados. ¿Qué píldora tomaremos? ¿La roja o la azul?  A diferencia de la decisión que tuvo que tomar Neo en la película Matrix, la píldora azul del mundo digital puede ser la píldora de la vida real.