Yusmila Becerra y Javier Romero recomiendan una terapia a la que denominan bioneuromagnetismo

 

Yessika Muñoz

Ciudad Guayana.- Existen diversas técnicas que prometen bienestar y salud desde la responsabilidad del paciente.

Yusmila Becerra y Javier Romero recomiendan una terapia a la que denominan bioneuromagnetismo.

Los terapeutas dicen que con la aplicación de esta técnica, que a su vez contempla siete en una; las enfermedades abandonan el cuerpo.

Y lo mejor de todo; aseguran que en sus consultas el paciente deja sus dolencias atrás sin el consumo de medicamentos ni dolor.

Este es un método muy oportuno actualmente debido al alto costo de las medicinas o en el peor de los casos, escasez de las mismas.

Javier señala que no están peleados con la medicina tradicional, por eso, a su terapia la llama medicina complementaria y no alternativa.

“Hay personas que en la primera terapia entran al consultorio con bastón y, se les olvida cuando se van porque salen sin dolor”, asegura.

Por su parte, Yusmila asevera que ella misma es prueba fehaciente de los resultados positivos de esta terapia.

“Tuve una vida de enfermedades, dietas, médicos, operaciones y tratamientos; hasta que tomé conciencia que todas esas cosas fueron añadidas y yo no vine con ellas”, cuenta.

En Puerto Ordaz tanto, tanto Yusmila como Javier tienen dos años ofreciendo medicina complementaria a los Guayacitanos.

“Todas las personas llegan a nuestras consultas con un mismo fin; quiero sentirme mejor. Es un trabajo que hacemos en equipo entre paciente y nosotros”, acota Yusmila.

Asimismo resalta que la persona debe tomar la responsabilidad de su salud y bienestar.

Los terapeutas invitan a dejar de ser paciente para convertirse en naciente.

“Porque necesitamos que las personas dejen de ser pasivos. Deben tomar conciencia que el bienestar viene de uno mismo y comiencen a ser más activos con lo que implicar su bienestar”, explica.

¿Cómo funciona?

En su consulta trabajan bioneuroemoción, biomagnetismo, liberación de emociones atrapadas, recomendación de alimentación regenerativa, suplementos con factores de transferencias, curación cuántica, y life coach.

Por ejemplo, desde la bioneuroemoción la persona hace conciencia de las emociones que le está afectando a su ser.

Con este método humanista se puede saber el origen de su enfermedad o dolencias.

“Aquí indagamos sobre la emoción que me está enfermando.  Es decir, identificamos y sacamos esas emociones”, manifiesta Javier.

La técnica de biomagnetismo, no es más que la utilización de imanes (par biomagnético) para contrarrestar su enfermedad.

Javier detalla que al paciente se le coloca un par de imanes para empezar a combatir los elementos patógenos que generan la enfermedad.

Bien sea parásitos, hongos, virus, es decir, cualquier dolencia.   

“Con el par biomagnético, uno positivo y otro negativo, impactamos el elemento patógeno y se deshace” aclara Javier, quien tiene más de 15 años practicando esta terapia.

También Yusmila afirma que una persona puede tener emociones atrapadas dentro de su ser.

Y con la combinación de las siente técnicas complementarias mencionadas,  consiguen que el paciente libere esas emociones para que se sienta sano.

Afecciones tratadas  

“Yo estuve a punto de operarme de los hombros y utilizar prótesis, y en la tercera consulta ya me sentía mejor”, confiesa Yusmila.    

Javier revela que en terapia, no solo en Ciudad Guayana, pacientes se han liberado de hepatitis, diabetes, artritis, infección urinaria, gastritis, problemas renales, colitis, depresión, migrañas, psoriasis, problemas ginecológicos, entre otros.

Al tiempo menciona que el bioneuromagnetismo se puede aplicar a distancia.

Además en San Antonio de los Altos está ubicado Aldem 56 y en Caracas, Biomagnetismo Venezuela, ambos centros de salud dedicados a ofrecer estas técnicas de sanación.

No obstante, Javier señala que a nivel mundial son los únicos que combinan todas las técnicas en sus consultas.

“Muchos terapeutas solo utilizan bioneuroemoción, otro solo biomagnetismo. Mientras que nosotros hicimos una alianza”, concluye Yusmila.  

Entonces el conjunto de estas siete técnicas es una opción que tiene el paciente para mejorar su bienestar y salud.

Puede complementar el bioneuromagnetismo con la medicina tradicional o bien sea prescindir de esta última.

La finalidad es liberarse de enfermedades.