Ciudad Guayana.-Marcos José Zapata Jiménez de 32 años murió tras hacer supuestamente frente a una comisión del Eje de Investigaciones de Homicidios Nueva Esparta, el suceso ocurrió en el sector Pedregales, calle principal, municipio Marcano, Nueva Esparta.

La supuesta balacera se originó en horas de la noche del día domingo 13 de este mes en curso, momentos en que “Marcopolo” y su compinche de nombre Arnaldo José Hernández Caldera, apodado “El Silencio” se desplazaban en un vehículo Toyota Fortuner de color verde placas AB948WD y efectuaron tiros contra la comisión del Cicpc.

“Marcopolo” y “El Silencio” se dieron por descubiertos, los detectives de la policía judicial tuvieron que responder con sus armas reglamentos. Ambos delincuentes resultaron mortalmente heridos y son trasladados a la Clínica Popular El Espinal, en donde llegaron sin signos vitales.

En el interior del auto hallaron una subametralladora marca Ingram con los seriales devastados calibre .38, igual un arma de fuego marca Luger, modelo P11 serial: 41510 calibre 9 milímetros.

Marcos José Zapata, se hallaba solicitado por el juzgado tercero de control extensión Puerto Ordaz, por tres homicidios; además, poseía delitos por robo de vehículos y drogas.

Este sujeto era uno de los diez más buscados de Ciudad Guayana y se hallaba relacionado a la masacre que ocurrió en la parada de El Triunfo, en donde murieron siete personas por impactos de proyectiles.

 “Marcopolo”, era el lugarteniente de sectores mineros de El Callao, tales como: El Perú y Finlandia, el mismo financiaba bandas armadas que cobran vacunas en el municipio, también reclutaba jóvenes para ponerlos a delinquir en zonas mineros de dicha localidad.

Arnaldo José Hernández Caldera de 31 años, presentó registro por tráfico de material aurífero y piedras preciosas, era miembro de la pandilla que encabezaba “Marcopolo”.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]