Abejas africanas
Foto: cortesía

Ciudad Guayana. – Vecinos de la urbanización Francisco Avendaño “Los Alacranes”, en San Félix, denunciaron a través de las redes sociales diferentes nidos de abejas que se encontraban cerca de las viviendas.

Para evitar que las mismas lastimaran a las personas y animales del lugar, decidieron  deshacerse de ellas por medio de mecheros, detergentes y otros instrumentos caseros.

Casos de ataques por abejas africanas

Otros enjambres de abejas africanas han sido ubicados en varias partes de la ciudad durante los últimos días. Uno de ellos fue en el asentamiento Campesino La Ceiba, donde los lugareños expresaron que el rescate por parte de las autoridades fue ejecutado 36 horas después del llamado.

De acuerdo con las declaraciones, las abejas ya estaban atacando animales y personas desde las 12:00 pm del 3 de septiembre, sin embargo, los entes pertinentes todavía no se reportaban, aún después de que la comunidad realizara múltiples llamadas en busca de ayuda.

El equipo de Soy Nueva Prensa se comunicó con uno de vecinos del sector cuando ocurrió el hecho, quién mencionó que a uno de ellos lo picaron, además de acabar con sus gallinas y su perro.

“Llamamos a los bomberos desde hace media hora, pero todavía no han llegado. El vecino ya está estable, pero estamos esperando que las autoridades responda, si no, entonces tendremos que encargarnos nosotros”, dijo.

Los bomberos de Caroní también informaron que el único camión que tenían no contaba con gasolina, además de que les surtían 30 litros de Gasoil cada 3 días.

Ante la situación, el aeropuerto les suministró combustible a las 11:00 am para solventar la situación, pero fue a las 6:00 pm cuando quitaron el panal.

La comunidad aportó detergente a los bomberos para que hicieran su labor, no obstante, de igual forma, reprocharon la acción tardía de las autoridades frente al hecho, ya que pudo haber más víctimas por el ataque de las abejas.

Lo que exige la población 

Los habitantes de La Ceiba, así como los de Los Alacranes, exigieron a los entes gubernamentales un mayor control sobre este tipo de problemas que podrían terminar en tragedias.

También que aportaran los instrumentos necesarios a los cuerpos de bomberos para que puedan prestar la ayuda solicitada en los momentos que se requiera.

Ruth Meyerowitz