El abogado José Gregorio Bería, profesional del derecho penal apoya a trabajadores siderúrgicos, consideró como una lucha justa las exigencias de un salario digno y otras reivindicaciones contractuales.

“La mejor manera de resolver este conflicto es escuchar a los trabajadores, hacer mesas de trabajo y buscar una salida favorable para todos”.

Además, indicó que es imperioso y un derecho el aumento de salario a los empleados públicos, con una indexación salarial, “más aún, cuando el bolívar no supera las expectativas de cada familia venezolana”.

Exhortó al Ministro de Industrias, al presidente de Sidor, Néstor Astudillo y al presidente de la Corporación Venezolana de Guayana, Pedro Maldonado, dice que deben interceder ante el presidente de la República, Nicolás Maduro, para que las peticiones de los sidoristas sean escuchadas.

“Venezuela paga los peores salarios de Latinoamérica y la pobreza está regresando como en los tiempos de la Cuarta República. Lo que avanzamos en 10 años, los últimos cuatro años, se perdieron en materia de derechos humanos, derechos laborales, aunado al empleo”.

También, José Gregorio, aprovechó el momento para asegurar que a las protestas por un salario digno se suman las operaciones militares al Sur del estado Bolívar que han dejado sin empleo a unas 200 mil personas que viven de lo que se produce en los municipios del Sur, “afectados tienen tres meses sufriendo, paralizados y acosados por fuerzas militares”.

Para concluir, apuntó que Venezuela necesita paz y progreso de las cuales la población se pueda beneficiar, “la gente es digna de recibir un salario justo que dignifique a la familia”.