Maripa.-Cuatro personas fallecieron por impactos de proyectiles, efectuados por delincuentes que intentan adueñarse del sector minero El Silencio, parroquia Aripao, en el municipio Sucre, estado Bolívar.

Entre las víctimas cayó una mujer y un capitán general de la comunidad indígena La Urbana. Al parecer, otros resultaron heridos, situación que no pudo ser confirmada.

Supuestamente el ataque de los antisociales del Grupo Estructurado de Delincuencia Organizada se registró de manera sorpresiva pasadas las 11:00 de la mañana del día miércoles 28.

Los muertos quedaron identificados como: Nelson Martín Pérez Rodríguez de 30 años, capitán general de la comunidad La Urbana, Wilmer José Castro de 42 años, tenía su residencia en sector La Felicidad, Miguel Antonio Rivas Morales de 34 años de edad y Carmen Lusdary Rondón de 28 años.

Comisión mixta en compañía del teniente coronel, (Ej). Nehomar Tovar, al mando de 26 oficiales, también del capitán de la Guardia Nacional, E. Hidalgo, con ocho efectivos y funcionarios de la Policía del estado Bolívar, se trasladaron a la comunidad indígena Payaguaipure de Puerto Cabello, en donde, supuestamente quedaron otros ciudadanos muertos.

El capitán Arcadio Rondón, representante del sector indígena antes referido, denunció que en el lugar minero murieron 12 personas. Cuerpos de seguridad se hallan en el sitio, confirmando la información y en busca de los hampones que cometieron la matanza.

Bladimir Martínez Ladera
Bmartinezqsoynuevaprensadigital.com