La joven emitió un comunicado en las redes sociales en el que acusó públicamente al cantante Trey Songz como un depravado sexual e invitó a todas las víctimas de abuso sexual a denunciar lo sucedido.

«Con lo que parece ser una noticia recurrente interminable sobre el supuesto abuso sexual por parte de Trey Songz, me veo forzada a revivir repetidamente en mi mente, y sufrir de nuevo, el horror largamente reprimido del síndrome post-traumático de mi violación a manos del cantante en un conocido hotel de Las Vegas», escribió la deportista en su cuenta de Twitter.

«Quiero enviar mi amor, fuerza y esperanza a todas las víctimas de agresión sexual y su fatal naturaleza. No estás sola. Estoy contigo y animo a todas quienes han sufrido abuso, a que hablen. Suprimir nuestras voces solo envalentona a nuestros opresores y no puedes sanar lo que no revelas», agregó.
 
Al parecer se presentará una demanda formal en contra del intérprete en las próximas semanas, que podría fortalecer el caso de Jahaura Jeffies, quien también acusó a Songz de haberla abusado sexualmente en un centro nocturno de Miami en el año 2018.