Madrid, España.  El Almería sobrevivió al acoso de sus perseguidores y continuará una jornada más al frente de la clasificación de LaLiga SmartBank española de fútbol, tras sumar este domingo un valioso empate (1-1) en su visita al campo de Las Palmas, en una jornada en la que el Valladolid y el Girona prolongaron su excelente momento de forma tras imponerse al Burgos y al Fuenlabrada.

Si el equipo castellano ha hecho del José Zorrilla un fortín inexpugnable, como atestiguan las siete victorias consecutivas encadenadas por los de Pacheta en su estadio, el Girona ha encontrado en el delantero uruguayo Cristhian Stuani su mejor argumento para luchar por el ascenso.

Tal y como volvió a demostrar este domingo el internacional «charrúa» al firmar a los 35 minutos de la primera mitad el gol que a la postre otorgó el triunfo (2-1) del conjunto catalán sobre el Girona.

El tanto no sólo confirmó el excelente momento de forma por el que atraviesa Stuani, máximo goleador de la categoría, que sumó su séptima diana en los seis últimos partidos, sino la pujanza de un Girona, que se afianzó en los puestos de promoción tras encadenar su tercera victoria consecutiva.

Una más suma el Valladolid, que enlazó su cuatro triunfo liguero consecutivo al doblegar el sábado por 1-0 al Burgos con un sensacional tanto de Cristo González a falta de nueve minutos para la conclusión.

Pese a dominar con claridad, el conjunto «pucelano» no pudo acabar hasta el tramo final del encuentro con la resistencia del Burgos. Una espera que mereció la pena para los locales dada la belleza del tanto de Cristo González, que estableció el definitivo 1-0 con un sutil remate que se coló por la escuadra.

Esa victoria permitió a los de José Rojo «Pacheta» situarse en puestos de ascenso directo en espera del encuentro que disputará este lunes el Eibar en el campo del Oviedo, noveno clasificado.

Todo un aviso para el Almería, que aventaja ya en tan sólo dos puntos al Valladolid, tras empatar este domingo 1-1 en el campo de la UD Las Palmas, en un choque en el que los andaluces sobrevivieron a la ausencia de sus principales referencias ofensivas.

Las bajas del nigeriano Umar Sadiq, concentrado con su selección para la disputa de la Copa de África de Naciones, y de los lesionados Dyego Sousa y Juan Villar parecían dejar huérfano de gol al conjunto «indálico».

Un vaticinio que pareció confirmarse tras el fallo de Largie Ramazani que desaprovechó a los 35 minutos una inmejorable ocasión para adelantar al Almería en el marcador en un mano a mano con el portero local que el joven delantero belga, con todo a su favor, no supo resolver.

Los visitantes no tardaron en pagar ese fallo, ya que un minuto después Jonathan Viera firmó el 1-0 para Las Palmas, tras demostrar en el área toda la calidad y la sangre fría de la que careció Ramazani.

Pero ni aun así se rindió el Almería que no sólo logró igualar la contienda a los cinco minutos de la segunda mitad con un gol del inglés Arvin Appiah, sino que en el 72 pudo llevarse la victoria en un disparo de Sergio Akieme que obligó a lucirse al guardameta de Las Palmas.

Un valioso empate que permitió a los de Joan Francesc Ferrer «Rubi» conservar una renta de tres puntos sobre el Valladolid y de cuatro sobre el Eibar, pese a contar con un partido menos que el conjunto castellano y dos menos que el cuadro eibarrés.

Fiel reflejo de la reñida lucha por las dos plazas de ascenso directo en la que el Tenerife, cuarto clasificado, tras empatar el pasado viernes 1-1 en el campo del Amorebieta, en un encuentro en el que los de Luis Miguel Ramis se estrellaron contra un formidable Unai Marino bajo los palos.

El joven guardameta del conjunto vizcaíno evitó hasta cuatro ocasiones el gol de la victoria del Tenerife con cuatro soberbias intervenciones, en especial en un remate a bocajarro del Alex Bermejo al que Marino respondió con una espectacular parada.

Ese resultado no lo supo aprovechar la Ponferradina, quinto clasificado, para adelantar a los insulares en la clasificación, tras empatar este domingo 0-0 en casa con un Zaragoza, que sigue sin ser capaz de distanciarse de la parte baja de la tabla.

Al menos el equipo aragonés, que sumó su duodécimo empate del curso, logró romper la racha de tres derrotas consecutivas con la que llegaba al Toralín en un choque en el que el portero Cristian Álvarez fue el mejor del conjunto visitante.

De hecho, el guardameta argentino evitó la derrota del Zaragoza con una sensacional parada a los 22 minutos a un remate de Agus Medina, condenando a la Ponferradina a un empate que no impedirá, sin embargo, a los bercianos seguir instalados en los puestos de promoción.

Unas eliminatorias de ascenso, que cada vez parece más lejana para el Sporting de Gijón, que no supo aprovechar la inyección de moral que supuso la clasificación para los octavos de final de la Copa del Rey tras eliminar el pasado jueves a todo un Primera como el Villarreal, tras empatar (2-2) en el campo del Málaga.

De nada le sirvió al Sporting, que llegó a liderar durante varias jornadas la clasificación, adelantarse hasta en dos ocasiones en el marcador con los goles del montenegrino Uros Djurdjevic de penalti y el ucraniano Vasyl Kravets, tras ver como Ramón Enríquez estableció a los 87 el definitivo 2-2 con un sensacional remate desde fuera del área.

EFE noticias