Más de 150 familias que residen en el sector Barrio Loco de Upata manifestaron que diariamente hacen un llamado a las autoridades competentes, para que den soluciones concretas y que garanticen una mejor calidad de vida, destacaron que en muchas oportunidades han introducido peticiones en la municipalidad a fin de establecer mesas de trabajo para la solución a sus problemas.

Javier Gil, uno de los residentes del sector, expresó que son muchas las deficiencias que tiene la comunidad, una de ellas sus calles, que «ya perdieron el 70 % de su capa asfáltica».

Asimismo, indicó que «ahora son grietas, piedras y tierra. Necesitamos que nos colaboren, primero con la instalación de red de cloacas y luego el plan de asfaltado».

Para el declarante, cada vez más la comunidad se va sumiendo en el olvido más radical de las autoridades encargadas de gobernar en el municipio, debido a que no existen políticas que contribuyan a soluciones de los problemas existentes, «una de las fallas es con el servicio de agua potable, la cual se ausenta diariamente, en este caso, debemos salir a buscar el preciado líquido a otros sectores cercanos».

Solicitan luminarias

Los habitantes también resaltaron, que la falta de luminarias para los postes es importante, porque durante las noches la comunidad queda semi oscura, por tanto, los vecinos están en espera de las autoridades locales a que den repuestas positivas a sus problemas.