Entre la maleza y escombros de basura, conviven estudiantes del colegio Jesús Obrero y vecinos de Río Aro y Caura

Ciudad Guayana.- Entre la clínica ICEA y el Centro de Rehabilitación Dr. Carlos Fragachán, en Puerto Ordaz, se encuentra un vertedero improvisado de basura que impide el libre tránsito de peatones, pues ha tomado prácticamente el tramo de la acera. 

Vecinos del sector Río Aro, Caura y usuarios de ambos centros de salud, coinciden en que el basurero no solo genera mal olor, sino que es imposible pasar por allí ante la cantidad de zamuros rondando los desechos. 

Un residente de los edificios de Río Aro I consultado por Soy Nueva Prensa Digital, comentó que ese cúmulo de basura tiene años allí y aunque aveces lo recogen, pasan los días y vuelve a su estado habitual. 

Frente al basurero está también el centro educativo Jesús Obrero, expuesto a olores nauseabundos de la basura y a las aves de rapiña que frecuentan la zona. 

Pero no solo la basura genera incomodidad, sino también está la maleza que cubre gran parte del basurero. 

Esto ha desatado una práctica cada vez más habitual, de quema de basura y maleza, con la consecuente contaminación tóxica ambiental que esta actividad provoca.

Se le hace un llamado urgente a las autoridades competentes, a la Alcaldía del municipio Caroní, para que controlen esta situación que está afectando a un importante número de familias en las zonas de Río Aro y su entorno. 

Incendios de la maleza crean problemas respiratorios en vecinos del sector

Elías Rivas