Abreu consiguió 1.474 hits, un porcentaje de bateo de 303, un slugging de 513 y un alto porcentaje de embasado de 41%.

Philadelphia, Estados Unidos. El pasado sábado 3 de agosto, en el Citizens Ball Park de Philadelphia, se develó una placa en honor a Bob Kelly Abreu, jardinero derecho venezolano que militó durante 18 años en el mejor beisbol del mundo, y que a partir de ahora será recordado por todos los fanáticos de los Phillies, ya que ha sido exaltado al Salón de la Fama, como uno de los mejores jugadores de la historia del conjunto de Philadelphia.

En la previa del segundo juego de la serie entre los Medias Blancas de Chicago y los Phillies de Philadelphia, se conmemoró al “Come Dulce” con los honores de ejecutar el lanzamiento inicial y dedicar palabras a los aficionados que lo acompañaron durante sus 8 años de carrera en Philadelphia.

Bob agradeció a Ed Wade, para aquel entonces gerente general de los Phillies, por traerlo proveniente de los Astros de Houston, y admitió sentirse emocionado de estar entre los mejores jugadores de la historia de la novena.

18 temporadas

Bobby jugó 18 temporadas en las Grandes Ligas, repartidas en dos con los Astros de Houston, ocho con los Phillies de Philadelphia, tres con los Yankees de Nueva York, tres con los Angelinos de Los Ángeles y finalmente una con los Dodgers y una con los Mets en 2012 y 2014 respectivamente.

Mientras vistió el uniforme de los Phillies, Abreu consiguió 1.474 hits, un porcentaje de bateo de 303, un slugging de 513 y un alto porcentaje de embasado de 41%.

En el 2004 consiguió el primer cuadrangular de la historia en el Citizens Ball Park (nueva casa de los Phillies) y al año siguiente ganó el Derby de Home Run con una de las actuaciones más memorables de todos los tiempos.

Uno de los jugadores más completos de todo el beisbol;  lo demostró llegando a 30 jonrones y 30 bases robadas en dos temporadas, ganando un bate de plata y un guante de oro, y siendo electo al juego de estrellas en dos oportunidades.

En 2014 cerró su carrera en el beisbol de Grandes Ligas jugando para los Mets, acumulando un total de: 2.470 hits, 574 dobles (número 24 de todos los tiempos), 268 jonrones, 1.363 carreras impulsadas, 400 bases robadas, un bateo vitalicio de 291 y un porcentaje de embasado de 395.

Otro número para destacar son sus 1.476 bases por bolas, lo que lo ubica como el vigésimo jugador con más boletos en la historia del beisbol.

Abreu acabaría su carrera en el beisbol profesional, ese mismo año tras jugar la temporada 2014 con los Leones del Caracas, su equipo durante toda su carrera en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Carrera a Cooperstown

Entre los expertos en la materia se ha manejado la posibilidad de ver a Bob Abreu exaltado al Salón de la Fama de Las Grandes Ligas, puesto que, aunque durante su carrera faltaron los premios individuales, sus características únicas de velocidad, defensa y bateo, lo convirtieron en uno de los jugadores más completos de toda la historia del beisbol.

Con un WAR de 60.0 Abreu se asoma como posible candidato a Cooperstown, puesto que jugadores con menos números han logrado ingresar, pero a pesar de eso muchos analistas y especialistas se mantienen escépticos sobre las posibilidades reales de que Abreu acumule el 75% de los votos necesarios para convertirse en un inmortal de MLB.

Lo cierto es que Abreu aparecerá en las boletas el próximo año, por lo que habrá que esperar a ver si su elección se confirma, se pospone o se niega, pero para entrar en contexto, el “Come Dulce” maneja un WAR superior al de, por ejemplo, Omar Vizquel.

Marco Ayala Pinto
(Desde los Estados Unidos)