Fospuca
Compactadora de Fospuca. Foto: Stephane Hernández (SNPD)

El debilitado pavimento de la manzana 137 de Las Teodokildas, por consecuencia del constante desbordamiento de aguas servidas terminó de ceder este martes, 15 de noviembre, en el momento en que una compactadora de Fospuca transitaba por la zona.

Una de las llantas del camión quedó atascada en la calle; el hecho ocurrió sobre las 2 de la tarde, mientras realizaba su recorrido por las calles del sector.

El equipo de Nueva Prensa Digital llegó al lugar de los hechos y fueron testigos cómo el camión accidentado era auxiliado por una pala cargadora de la misma empresa, dos horas y media después del accidente.

Residentes del sector aseguran que eso ocurriría en algún momento, debido al problema que presentan con el desbordamiento de aguas servidas desde hace tres años, tanto las familias de la manzana 137 como las personas de la 138.

Rosa Túnez, residente del sector, alegó que ellos han denunciado con anterioridad la situación de insalubridad en la que viven, pero no han tenido respuesta favorable por parte de los entes responsables.

«La salud de todos los que vivimos aquí está en riesgo, al igual que nuestras casas. Con esto que ocurrió el día de hoy, es evidente que nuestras casas y nuestras calles están socavadas», relató Túnez, quien mostraba su preocupación ante el hecho.

Vecinos esperan que la alcaldía de Caroní junto a Hidrobolívar, les puedan brindar esa solución inmediata que tienen esperando desde hace algún tiempo.

Stephane Hernández