Cápsulas de paz

El Señor es refugio de los oprimidos; es su baluarte en momentos de angustia. En ti confían los que conocen tu nombre, porque Tú, Señor, jamás abandonas a los que te buscan.
Salmo 9:9 – 10 NVI

https://bible.com/es/bible/128/psa.9.9-10.NVI

Muchísimas veces sentimos miedo en la vida, ya sea por razones válidas, y en otros casos por razones no tan válidas; a veces dejamos que nuestra mente se llene de pensamientos negativos que buscan atemorizarnos y robar nuestra paz.

¿Sabías que la expresión “No temas” aparece 365 veces en la Biblia? Una vez para cada día del año. Nuestro buen Dios insiste en repetirlo tantas veces en su Palabra porque el temor es como el lazo del cazador, algo que busca atraparnos para que quitemos nuestra confianza del Señor.

En el pasaje de hoy David nos recuerda que el Todopoderoso es el refugio donde debemos correr los hijos de Dios cuando nos sintamos oprimidos o angustiados, ya que el Señor nunca abandona a los suyos.

Yo he experimentado el miedo en su máxima expresión, hace varios años la depresión y la ansiedad minaron mi mente y corazón, no tenía fuerzas ni deseos de seguir adelante.

Más mi Señor y Salvador Jesucristo tenía otros planes para mí, usó a mi esposa, mi gran ayuda idónea, a mi familia, a mis hermanos en la fe y a la medicina para sostenerme, y muchas veces habló a mi mente y me dijo: Sé fuerte y valiente. No temas ni te asustes, porque Yo, el Señor tu Dios siempre te acompañaré; nunca te dejaré ni te abandonaré. Y Él realmente ha cumplido su Palabra.

En momentos de extrema aflicción, el Señor nos dice: no temas, estoy contigo, soy tu Dios, quien no ha perdido una batalla, y no la perderé contigo. ¡Alabado sea el Señor Jesucristo por la eternidad, Él nunca nos abandona!

Pr. José N. Corrales
[email protected]
@pastorcorrales