Tucupita.-Funcionarios del Servicio de Investigación Penal de la Policía del estado Delta Amacuro, atraparon a delincuente que mantenía secuestrada 9 adolescentes con intenciones de trasladarlas hasta Trinidad y Tobago para venderlas al mercado de esclavas sexuales.

El comisario Jackson London, comandante de Polidelta, acompañado de José Galindo, director del SIP, explicó que las menores llevaban veinte días secuestradas en una vivienda de un sector de Tucupita.

Como J.R. Núñez Barrios de 39 años de edad fue identificado el sujeto, apodado “El Bisoro”, tiene antecedentes penales y estaba solicitado por el delito de trata de personas.

Explica alto cargo de la policía que las seis menores lograron escapar y se refugiaron en uno de los módulos del Paseo Malecón Manamo, cerca del sector Las Grúas.

La fuga no duro por mucho tiempo, el antisocial con ayuda de los otros criminales hallaron a sus víctimas y son amenazadas de muerte, posteriormente trasladadas a otra casa, ubicada en la comunidad Los Cedros.

Bajo amenazas de muerte y sin alimentos

“El Bisoro”, con sus secuaces estuvo a las adolescentes en este sitio. Las víctimas sentían temor; además, no recibían alimentos, tampoco agua.

Las menores se escapan por segunda vez del traficante de humano; tres de ellas se refugiaron en la vivienda de un familiar de una de las jóvenes de 13 años, situación que permite que el SIP intervenga.

Funcionarios del Servicio de Investigación Penal, rescatan al resto de las adolescentes y atrapan al delincuente que guarda relación con una red de antisociales que opera desde Trinidad y Tobago.

El Delta Amacuro, se ha convertido en uno de los estados del país, en donde el delito de la esclavitud sexual abunda.

Personas adultas se encargan de seducir a niñas y adolescentes para luego enviarlas como esclavas sexuales a Trinidad.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]