Caracas.-Los Centros Comunitarios de Aprendizaje -Cecodap- advirtieron por el aumento de los casos de los menores de edad que se han quitado la vida en Venezuela desde 2014, año en el que la emergencia humanitaria compleja se acentuó en el país.

El informe El suicidio infantil: un problema olvidado en medios de comunicación y políticas públicas de Venezuela señaló que ha habido un incremento significativo. En 2014 se reportaron 11, en 2015 hubo 14, en 2016 fueron 17 y en 2017 ocurrieron al menos 34.

Los investigadores agregaron que en 2019 el número de casos de suicidios de la infancia cerró en 88; y en el primer semestre de 2020 el Observatorio Venezolano de Violencia documentó 19 casos más.

Servicio de Atención Psicológica Crecer sin Violencia de los Cecodap, entre enero y junio de 2020, encontró que 31% de las personas atendidas llegó debido a las alteraciones en su estado de ánimo. De ese total, 20% presentó riesgos ideación e intento de suicidio.

La organización dijo que no hay una caracterización oficial del suicidio infantil que permita establecer patrones y que responda a una estrategia de prevención nacional.

Pero, de acuerdo con un monitoreo de prensa entre 2019 y 2020, se lograron identificar varios factores, dificultados por la falta de detalles en los medios de comunicación, en parte, por el poco acceso de los periodistas a los familiares de la víctima.

En ese período se documentaron 26 suicidios de niños, niñas y adolescentes en 12 estados del país. Esto arrojó, señaló el informe, un promedio de una muerte por autolesiones al mes.

  1. 53,9% de las víctimas era niños y adolescentes varones de, en promedio, 13 años de edad. Mientras que 46% de los casos se trataron de niñas y adolescentes mujeres de 14 años de edad.
  2. 60% de las víctimas estudiaba en instituciones públicas, pero la mayoría de los registros sobre suicidios no contenían detalles sobre el año escolar ni identificación de las víctimas.
  3. 61% de los suicidios ocurrieron en los hogares de las víctimas, 11,5% en espacios públicos y 3,8% en las donde se educaban los fallecidos.

Los Cecodap indicaron como las razones de los hechos: 50,7% por conflictos familiares; 3,8% por abuso sexual, 3,8% por trastornos psiquiátricos. El resto de los casos (30,8%) no se identificó el motivo de la acción.

La presentación del informe la realizaron Vanessa Moreno Losada, coordinadora de Comunicaciones de Cecodap; Carmen Inojosa, periodista e investigadora; Abel Saraiba, coordinador adjunto de la ONG; y Carlos Trapani, coordinador general de la institución.

Menos de 1% del presupuesto

En la investigación se resaltó que en el país no se mencionan a los niños, niñas o adolescentes en los programas de salud mental. “Se deja un vacío muy grueso sobre la falta de protección de esta población para tratar casos de depresión y salud mental”.

Una revisión de Memorias y Cuentas y Presupuestos de la Nación permitió a los Cecodap identificar que hubo tres programas que abordaron el tema de la salud mental. Pero eran deficitarios e insuficientes.

Inojosa indicó que solo se pudo recabar datos de las memorias y cuentas entre 2014 y 2017 porque el Estado no ha publicado el resto.

Subrayó que menos de 1% del presupuesto total del Ministerio de Salud es asignado al área de salud mental.

“La niñez está invisibilizada en los tres proyectos identificados. Pero también en los servicios que presta la red hospitalaria en materia de atención psiquiátrica y psicológica. Esta realidad evidencia la violación al derecho a la salud mental de niños, niñas y adolescentes”, dijeron los Cecodap.

La investigadora expresó que, aunque existen algunos programas de salud mental en los que se mencionan a los menores de edad, no se evidencian acciones concretas que permitan la atención inmediata, el goce y el disfrute de sus derechos.

 

https://www.laprensalara.com.ve/nota/28690/2021/03/nia-de-11-aos-que-sufria-abuso-sexual-de-su-padre-se-suicida