Puerto Ordaz.-Expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, iniciaron las pesquisas preliminares con respecto al doble crimen que aconteció en la calle Pedraza de la urbanización Mendoza, parroquia Cachamay.

José Ricardo González Devera de 44 años  y Miguel Hernández Boada Gómez, 23 años, uno estaba cocinando, mientras que el segundo se hallaba en una de las habitaciones.

El asesino saltó el paredón e ingresó por la puerta posterior de la casa. A uno le disparó en la cabeza y al segundo en el pecho, aunque lugareños aseguran haber escuchado cuatro detonaciones.

Vecinos se alarmaron tras escuchar los disparos, eran aproximadamente las 11:00 de la noche.

Un residente observó a una persona corriendo por la calle, también cuando el mismo abordó un vehículo que estaba estacionando a varios metros del lugar en donde ocurrió el doble homicidio.

La esposa de uno de los fallecidos y su hijo recién nacido, pudieron sobrevivir, ella no estaba a la vista del criminal.

Algunos creen que el homicida no se percató de la presencia de la joven mujer, porque de lo contrario la mata para no dejar testigos.

Las razones por las cuales balearon a estas personas se desconocen, sin embargo, pesquisas de la policía judicial tratan de determinar el móvil del suceso, aunque no descartan la venganza.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]