Bogotá.- Varios científicos han llegado a la conclusión que los hipopótamos que Pablo Escobar introdujo ilegalmente en Colombia hace más de tres décadas deben ser sacrificados. 

Tras concluir la investigación: ‘Un hipopótamo en la habitación: prediciendo la persistencia y dispersión de un megavertebrado invasor en Colombia, Suramérica’, los científicos aseguran que los animales están fuera de control y han invadido áreas de la cuenca del río Magdalena, en Colombia, lo que ha generado un crecimiento constante a una tasa del 14,5 %. 

«Calculamos que en la actualidad deben haber alrededor de 100 hipos invasores, y si no se intensifican las medidas de acción, la población será de casi 1.500 animales en el año 2034», escribió una de las autoras del estudio, Nataly Castelblanco, en su cuenta de Twitter y reseña el trabajo publicado por ElTiempo.com.

Científicos han señalado que los hipopótamos pueden transmitir enfermedades que pueden afectar especies endémicas como el manatí y la nutria. Como son animales altamente competitivos pueden desplazar a otras especies que dependen del río Magdalena.

Para leer el trabajo completo haga clic aquí