Upata. – Los habitantes del sector Santo Domingo II de Upata mencionaron que desde hace más de un año el sistema de aguas servidas está obstruido y ha venido perjudicando de manera directa a las familias que residen cerca de la boca de visita, problema que ha sido denunciado muchas veces a los organismos competentes, sin embargo, nadie da respuestas.

Nelson Coro, habitante comentó que esta situación sigue generando malestares porque no tienen apoyo de las instituciones públicas encargadas de corregir esta falla, «hay un problema de salud pública en esta parte del sector, donde los olores son insoportables, aunado a la presencia de mosquitos, moscas y zancudos, los organismos deben atendernos, ya que parte de las aguas están acumuladas en las orillas de las calles».

Consecuencias

Se pudo conocer que producto de los líquidos putrefactos, ya se han presentado casos de enfermedades en la piel, infecciones respiratorias y otras consecuencias, «a pesar de los llamados en las emisoras de radios, los entes no han tomado la iniciativa de realizar el mantenimiento en la boca de visita», dijo Coro.

Mariannis González, declaró que otras de las debilidades son algunas vías que se encuentran en mal estado y esperan que la municipalidad y gobernación, preste la colaboración con un plan de bacheo, a esto se suma la falta de alumbrado, «hay que sustituir los bombillos que se encuentran en los potes, ya que parte de nuestras calles están a oscuras durante las noches».

Indira Zamora