Alguna vez fueron extraños. Hoy se conocen cara a cara para compartir los detalles más personales de su vida y sentirse menos solos, y agradecen a Facebook.

Antes de que Brian Sheldon cumpliera los 50, salió al mundo como un hombre gay. Vivía en los suburbios de Brisbane, en la costa este australiana, con su esposa por 25 años. Tenía dos hijos adultos. Cuando su él y su esposa se separaron, no tenía amigos homosexuales.

En su primera experiencia sexual con otro hombre, Brian Sheldon se contagió con VIH.

Al principio no sabía qué era lo que estaba mal. Buscó consejo médico, pero un año después de hablar con los doctores, ser mal diagnosticado con fiebre glandular y generalmente “sentirse mal”, Sheldon tomó el asunto entre sus manos.

La enfermera tomó una muestra de su propia sangre y la envió a evaluar. El diagnóstico de que era VIH positivo llegó un poco antes de la Navidad de 2013.

Sheldon tenía millones de preguntas, pero no sabía a dónde ir por respuestas. Los consejeros con los que trabajaba tenían muy poca información, no podía tomar cita con un especialista sino hasta principios del año que viene y los grupos de apoyo estaban cerrados por las vacaciones.

Así que hizo lo que muchos hacen cuando necesitan ayuda para solventar un problema. Fue a internet.

Sheldon se unió a The Institute of Many (La Institución de Muchos), un movimiento para personas VIH-positivas. Diseñada como una red online de primer apoyo, el pilar central de TIM es un grupo de Facebook cerrado que provee un foro para personas VIH-positivas para que hablen sobre su condición, liberarles del estigma y que acepten su diagnóstico con el apoyo de otras personas que viven con VIH.

El grupo se formó online, pero sus redes de apoyo se expandieron en el mundo real. A principios de marzo, los miembros de TIM alrededor de Australia que se habían conocido en Facebook, marcharon en la Parada de Mardi Gras de Gay y Lesbianas de Sidney, la versión australiana del Marcha del Orgullo, y uno de los más grandes eventos del orgullo gay alrededor del mundo.

En la era del #DeleteFacebook (Borren Facebook), cuando la red social fue acusada de lucrarse a través de los datos personales de sus usuarios, propagar noticias falsas y hasta matar la democracia civil, TIM es un recordatorio de que las redes sociales pueden ser una herramienta de unión para las personas.

Facebook está ayudando a las personas LGBTQI alrededor del mundo a derrumbar el aislamiento social, físico y cultural y encontrar su centro. Y con más de 2 billones de personas usando Facebook cada mes, hay un gran centro que encontrar.

Brian Sheldon se declaró homosexual a los 50 años, con esposa y un par de hijos.

Viviendo positivos

Alrededor del mundo hay cerca de 37 millones de personas viviendo con VIH, de acuerdo a cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Aproximadamente 1.8 millones de personas contraen el virus cada año, y aunque las tasas de infección están disminuyendo, al menos 14% de las personas VIH-positivo no saben que están infectadas.

En 2013, Sheldon fue una de esas personas viviendo con VIH sin diagnosticar. Pero cuando fue diagnosticado, estaba asustado.

“No tener a nadie, no tener amigos gays, solo teniendo a mi esposa y mis hijos para apoyarme y trabajando en un centro médico donde tenía acceso a las medicinas, varias veces estuve a punto de tomar todo e inyectármelo”, dice Sheldon.

Pero cinco años después, Sheldon está progresando. ¿Por qué? El VIH no es más una sentencia de muerte.

Para aquellos con diagnóstico positivo, los tratamientos antiretrovirales pueden mantener el virus controlado, reduciendo la carga viral en el cuerpo de una persona así que el VIH se convierte en indetectable e intransmisible.

Sheldon dice que manejar su enfermedad ahora es similar a manejar los síntomas de otras condiciones crónicas como la diabetes.

Y para aquellas personas que sean VIH negativos, los tratamientos antiretrovirales como la Profilaxis Pre-Expuesta o PrEP puede reducir el riesgo de contagiarse con el VIH. Tomada todos los días, similar a la forma en la que las mujeres toman la pastilla anticonceptiva para prevenir embarazos no deseados, la medicina puede reducir el riesgo en un 90%.

El estigma del VIH y el SIDA ha sido difícil de erradicar desde los primeros días de la epidemia de los 80s. Es un estigma que Sheldon sintió fuertemente cuando fue diagnosticado. Pero cinco años después, es difícil imaginar que el hombre de cabello gris amigable podría sentirse tan solo.

Miembros de The Institute of Many junto a amigos y aliados antes de la Parada de Mardi Gras de Gay y Lesbianas de Sidney. Claire Reilly/CNET

Te necesitamos

Para Sheldon, este momento ha sido un camino largo desde la oscuridad que sintió cuando fue diagnosticado. Para él, TIM ha sido una manera de aceptar su condición y hablar más abiertamente en una forma que no se puede en el mundo real.

“Es como ser parte de una familia. No hay prejuicios, puedes hablar de lo que sea que te guste, cosas que haces en tu habitación y a nadie más le importa”. Pausa, “así que es mejor que una familia, porque a la familia a veces te juzga”.

No es solo crear un espacio seguro online. Mientras algunos usan el grupo para preguntar y compartir consejos, también se promueve interacciones cara a cara para que los miembros puedan socializar fuera de la forma tradicional.

“Cuando estás en las reuniones, tienes personas viniendo con problemas que no quieren hablar en el grupo de Facebook”, dice Sheldon. “Así que habrá personas que se te acercan y te digan ‘Te he visto en el grupo, y tengo este problema con mi medicina, ¿qué piensas’”.

Con un poco más de 1900 miembros alrededor de Australia, TIM tiene personas de todos los caminos de la vida -hombres homosexuales, mujeres heterosexuales, personas con historial previo de uso de drogas inyectables e incluso trabajadores sexuales- todos viniendo a un espacio libre de prejuicios en una red social que ellos usan todos los días.

Hay también un grupo dedicado a las mujeres TIM que se enfoca solamente en el apoyo a las féminas viviendo con VIH.