La boxeadora puertorriqueña Amanda Serrano expondrá el próximo 4 de febrero sus cinco correas de campeona ante la mexicana Érika Cruz en el Teatro Hulo del Madison Square Garden en Nueva York.

«Puerto Rico contra México siempre es emocionante, pero ahora es por todos los títulos y en la meca del boxeo. Estos son los mejores ingredientes para garantizarle a la gente una guerra y lo mejor de nosotras en el cuadrilátero», dijo Serrano en un comunicado de prensa.

«No puedo esperar para revivir esta gran rivalidad. Estoy lista desde hace tiempo y loca por ver a mi gente de Puerto Rico, México y del resto del mundo disfrutar al máximo la pelea. Los invito a que vayan a apoyarme en familia, haremos historia juntos», agregó la actual campeona unificada de las 126 libras (57 kilos).

Serrano (43-2-1, 30 KOs), la única exponente en ambas ramas del boxeo profesional que ha logrado exitosos reinados en siete categorías de peso bajo uno ó varios de los organismos reconocidos mundialmente, buscará cumplir su sueño de darle a Puerto Rico su primera campeona indiscutible.

Serrano pondrá en juego sus correas peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo (FIB), Consejo Mundial de Boxeo, Organización Internacional de Boxeo y de la revista The Ring ante Cruz (15-1, 3 KOs), que expondrá por tercera ocasión su faja de la Asociación Mundial de Boxeo.

«Mi meta en el boxeo siempre ha sido darle a Puerto Rico lo que ningún hombre o mujer ha logrado. No hay descanso para alcanzar las metas y con lo que ya les he dado a mi gente, todavía me falta más. Junto a mi hermana Cindy logramos ser las primeras hermanas en ganar títulos mundiales en el año 2016», resaltó Serrano.

«También pude ser la primera boxeadora y latina en ganar un millón de dólares en un combate, ser estelar en el Madison Square Garden y ser la boxeadora con más divisiones ganadas», añadió la boricua, que se encuentra clasificada en el tercer lugar de la lista «libra por libra» femenino de ESPN.

Serrano compitió por última vez en septiembre, cuando venció a la danesa Sarah Mahfoud por decisión unánime para ganar el título de peso pluma de la FIB.

Y según adelantó, tras concluir su carrera como boxeadora, tiene planes de volver a las artes marciales mixtas, donde está invicta. «Quiero volver a competir en torneos de jiu-jitsu, donde también estoy invicta y he ganado dos medallas de oro».