Ciudad Guayana.- En el aniversario N° 52 de CVG Alcasa, el dirigente sindical Henry Arias aseguró que la empresa ha pasado años de felicidad pero también infelicidad existencial ante un Gobierno usurpador.

A través de la Plataforma Nacional de Conflicto, Arias provechó de hacer un llamado a la clase trabajadora de Guayana y sus sindicatos para lograr una unión a base de esfuerzo, en pro al rescate de las empresas.

“Hay grupos que no quiere que la unión se logre pero nosotros seguiremos empujando hacía allá, por eso el llamado es para todos los trabajadores y principalmente los trabajadores del sector aluminio”, aclaró.

E igualmente, Arias mencionó al sector hierro y acero para que apoyen la plataforma que busca coincidir en una misma misión y visión para luchar por Guayana.

Además enfatizó al decir que, “no puede ser que CVG Alcasa, que es la pionera del aluminio en Venezuela, sea una empresa que le han dado hasta con las patas durante la revolución”.

Plantas que no funcionarán

Arias advirtió que “es imposible que esta dictadura pueda rescatar las empresas de Guayana y sobre todo a una empresa como Alcasa, donde solo ha ocurrido robo tras robo”.

“Me da vergüenza ver a trabajadores involucrados en el saqueo de Alcasa, y no estoy exagerando con los casos de robos. Solo quiero comunicar que es imposible arrancar esa planta en el estado que esta”, explicó.

En ese sentido, informó que a un laminador le robaron todo el cableado y sacaron el aceite, mientras otro que han inaugurado cuatro veces sigue en la planta paralizado.

“La Extrusora que apenas tiene 7 años montada en Alcasa le han sacado motores, le robaron las matrices, es imposible arrancarla”, señaló Arias.

“Si nosotros no logramos consolidar una unidad no recuperaremos las empresas. Si no luchamos por tumbar esta dictadura y por salir del usurpador Nicolás Maduro, no vamos a rescatar nuestras empresas”.

El dirigente concluyó confirmando que buscan un reencuentro por medio de la Plataforma Nacional de Conflictos, sin colocar elementos que los dividan.

Por: Sarays Diaz
[email protected]