Puerto Ordaz.-Transportistas de briquetas, pellas y hierro fino, acudieron a las oficinas de la Corporación Venezolana de Guayana en Alta Vista, para exigir el pago del servicio que venían prestando a la CVG, sin embargo, ningún funcionario quiso atenderlos.

De más de 90 mil dólares es la deuda que posee la corporación con las empresas Invermica y Oleaga, cuyo dinero para los trabajadores del transporte pesado quedó desvaluado.

Freddy C. de Transporte EC y Francisco Danta, explicó que Edgar Sánchez de Comercialización de la CVG, se reunió con ellos en mayo y se comprometió a pagar en un mes, sin embargo, los engañó.

El presidente de la Corporación, Pedro Maldonado no da la cara. Piden al ministro de Industrias, Jorge Arreaza, que responda a los pequeños empresarios.

Son dos años procurando cobrar lo que se les adeuda, pero ha sido una situación infructuosa.

Perjudicados acudieron con sus vehículos pesados en horas de la mañana de este martes 14 al edificio de la CVG, pero no les permitieron el acceso.

Muchos de los acreedores tienen 40 y 30 años prestando servicio a la CVG, trasladando pellas, hierro fino y briquetas hasta SIDOR, Ferrominera Orinoco, entre otras fábricas.

Sus vehículos se encuentran deteriorados, algunos necesitan mantenimiento mecánico, cauchos y otros servicios que son costosos.

Denuncian que no se explican cómo es que la CVG, canceló las deudas contraídas con transporte Cartago; mientras que Invermica y Olega, las dejan por fuera.

Los transportistas piden al ministro Arreaza, que interceda por los 60 padres de familias; también que tome en cuenta que son personas con muchos años de servicio a la CVG.

Bladimir Martínez Ladera/Fotos: Níger
[email protected]