Ciudad Guayana. El comercio de Ciudad Guayana, realizado un práctico y simple recorrido por Centros comerciales de Alta Vista, mostró intensa actividad para este cierre del año 2020.

“Vamos a estar trabajando desde las 7:00 am hasta las 5 de la tarde…”dio a conocer un integrante del personal de logística y mantenimiento del C.C. Makro Centro I, al ser consultado sobre el particular.

“Sí, yo creo que abrieron como a esa hora. Bueno, nosotros abrimos a las 8:00am… “dijo un expendedor de helados por máquina, acotando además que, “creo que así es con los otros comercios…”

Compradores guayaneses, apuraban este Día de los Inocentes, el paso para terminar de adquirir “la pinta” (si se puede) que llevarán para el 31 de este mes y cerrar con este duro año, marcado obviamente, por una pandemia mundial, que sin embargo, no evitó del todo, en estos días finales de Diciembre 2020, el poder comprar bien sea camisas, pantalones o zapatos, ya sea la necesidad, o “la plata con que se cuente”.

“Trabajaremos hoy (28), y los días 29, 30 y hasta el 31 al mediodía…” para reabrir creo que el 2 de enero del 2021…”refirió un dependiente de una de las tiendas ubicadas en el ya referido concurrido Centro Comercial.

Precios van y precios vienen

En torno a los precios, preguntamos a un dependiente del Comercial Ciudad Tokio, que antes ocupaba Kioto,  que en cuanto a los zapatos, los costos van entre los 10 y 55 dólares, sacando la cuenta en moneda divisa, y donde “los más demandados, son los zapatos deportivos”.

 En la tienda Candela City, preguntamos por los blue yean, y los más demandados, fueron para los niños, con precios que obscilan entre los 11 y los 15 dólares, mientras que para los caballeros, el mismo artículo tiene un valor que van entre los 14 y 16 de las llamadas “lechugas verdes”.

Es de destacar, que al remate de “compras de última hora” se irán acentuando en los próximos días, ya que muchas personas, aguardarán “por la última quincena del año” (pagos de sus salarios), para rematar con sus compras.

“Yo espero completar la plata, para comprarme un pantalón, ya saqué mis cuentas, y bueno, tengo alguito de comida en la nevera, y con eso me aguanto para el 15 de enero. Así hay que hacer, si quieres comprarte algo, y ví un pantalón que me gustó, y no lo voy a pelar…”sentenció una joven compradora, consultada mientras iba camino a su trabajo.

Rodrigo Malagón Forero

Foto: Wuilmer Barrera