El exfutbolista brasileño Edson Arantes do Nascimento ‘Pelé’ completó este jueves un mes en el hospital, sin previsión de alta y en medio de un empeoramiento de su estado de salud ante el avance del cáncer de colon diagnosticado en 2021.

El triple campeón mundial, de 82 años, continúa en un cuarto común del Hospital Albert Einstein de Sao Paulo, donde es acompañado por su esposa, Márcia Aoki, y sus hijos, algunos de los cuales han viajado desde el extranjero para arropar a su padre.

El último boletín es del 21 de diciembre, cuando los médicos señalaron que la «enfermedad oncológica» presentaba una «progresión» y que el exdelantero del Santos y Cosmos requería «mayores cuidados» relacionados con «disfunciones» en los riñones y el corazón.

Algunas versiones de la prensa brasileña indican que el cáncer se ha extendido al hígado y el pulmón, aunque esa información no ha sido confirmada públicamente por los familiares o el equipo médico.

Pelé, considerado por muchos el mejor futbolista de todos los tiempos, ingresó al hospital el pasado 29 de noviembre para, en principio, revaluar el tratamiento de quimioterapia contra el tumor en el colon del que se operó en septiembre de 2021.

Posteriormente, se informó que también estaba tratándose una «infección respiratoria», consecuencia, según sus hijas, de la covid-19 que contrajo unas tres semanas antes de su entrada al hospital.

Su familia no se separa de él. Dos de sus hijas, Kely Nascimento y Flavia Arantes, están compartiendo en redes sociales sus sentimientos sobre «estos momentos difíciles de explicar», mientras su padre sigue hospitalizado y, según algunos relatos de prensa, sedado.

Nascimento publicó en la víspera que la familia alterna momentos de «mucha tristeza y desespero» con otros en los que reviven «recuerdos divertidos».

«Y lo que más aprendemos de todo esto es que tenemos que acercarnos unos a otros y mantenernos cerca. Esa es la única forma en que todo vale la pena. Con todos juntos», manifestó la hija de Pelé en su perfil de Instagram.

Acompañó su desahogo con una foto en la que aparece junto a su hermana Flavia y dos de los nietos de ‘O Rei’, hijos de Sandra Regina, la hija que Pelé solo reconoció por decisión judicial y que murió de cáncer en 2006.

Mientras, se suceden los homenajes y las oraciones de figuras del fútbol mundial por su pronta recuperación. Uno de los más emotivos ha partido del Santos, el club en el que saltó al estrellato mundial y que ha decidido incluir en su escudo una corona en honor a su «rey».