Una tanquilla de resguardo está ocasionando un hundimiento del asfalto

Ciudad Guayana.- Residentes del complejo de apartamentos Manantial denunciaron un desbordamiento de aguas blancas en la avenida del Paseo Caroní, frente a su edificio y en la intersección vía al Hospital Uyapar, justo en el hundimiento de la cárcava.  

Los vecinos del lugar aclararon que se trata de una tanquilla de resguardo, lo que estaba ocasionando un hundimiento del asfalto. La situación fue reportada en el mes de marzo a Hidrobolívar y aunque al principio recibieron una pronta respuesta por parte de la empresa, no volvieron  acudir al lugar.

Ha pasado un mes desde que reportaron la falla. Esta situación mantiene preocupados a los residentes del lugar, debido a que no es algo que solo afecte al edificio sino a varias partes de las zonas alrededor de la avenida.

Hugo Solórzano, quien forma parte de la administración de edificio Manantial fue uno de los principales encargados de reportar, además de buscar otras alternativas para tratar  de solventar la situación.

“Desde enero empezamos a observar el hundimiento de la cárcava y cuando comenzó a botarse el agua es cuando empezamos a movernos para colocar la denuncia”, dijo Solórzano.

Agregó que este panorama ya lo habían vivido antes en el 2008, cuando se presentó un hundimiento y desborde de aguas blancas en el mismo lugar,  lo que trajo como consecuencia el derrumbe de la calle.

“Vimos las señales de que algo así podría pasar de nuevo, por eso empezamos a tomar acción antes  que aumentara el problema, sin embargo como Hidrobolívar no ha venido intentamos también contactar con la Alcaldía del municipio Caroní para ver si ellos podrían hacer algo”, añadió el encargado.

También redactaron una petición formal para Hidrobolívar para que “tal vez” de esa forma agilizar un el proceso o la gestión para reparar la cárcava, sin embargo cuando fueron a llevarla, la empresa los rechazó con el motivo de que se encontraban en semana radical. “Estamos a la espera de ver si no reciben la carta”.

La mayor preocupación para los residentes es que el hundimiento y el desborde de las aguas pueda afectar los cimientos del edificio junto con obstaculizar el acceso a la entrada del Hospital Uyapar, por lo tanto continuarán exigiendo a la empresa y a las autoridades pertinentes que resuelvan el problema lo más pronto posible para evitar accidentes. 

Ruth Meyerowitz

Fotos: Wuilmer Barrero