Guayaquil, Ecuador. Tras una aceptable presentación, el Deportivo Táchira, de Venezuela, sacó un valioso punto en la segunda jornada de la fase de grupos de la Copa Libertadores al empatar 1-1 ante el Emelec, cuyos hinchas piden la salida del técnico español Ismael Rescalvo tras una seguidilla de resultados desfavorables.

Con este empate, el conjunto venezolano suma su primer punto en el Grupo A de la Libertadores y se sitúa tercero, mientras que el Emelec se queda segundo con dos unidades, a cuatro de los 6 puntos que atesora el Palmeiras en la primera plaza.

Yerson Chacón, en el minuto 4, adelantó al Táchira, y el atacante Joao Rojas decretó el empate, a los 11 minutos.

Emelec sorprendido

El Emelec no logró imponer su propuesta de juego, por la buena disposición del juego venezolano, que dirige el español Alex Pallarés, quien cerró los espacios por donde el cuadro ecuatoriano suele atacar, y se aprovechó de los espacios que encontró para lanzarse al ataque y crearle llegadas claras al arco.

El Deportivo Táchira sorprendió al local a través de Chacón, que llegó solo por el costado derecho, con remate rasante y cruzado batió al portero Pedro Ortiz cuando apenas se había disputado cuatro minutos de juego.

Gol en contra y baja

Además del gol, el Emelec sufrió la baja de su goleador argentino Mauro Quiroga que, tras un choque cabeza con cabeza con un defensa venezolano, lo que le obligó a salir de la cancha directo a una casa de salud para ser atendido, y en su puesto ingresó Bryan Carabalí.

El Emelec reaccionó y logró el empate con un disparo del delantero Rojas, que remató cruzado al extremo izquierdo del portero Cristopher Varela, solo seis minutos después del gol del Táchira.

Para la tercera fecha, el Emelec recibirá a Palmeiras, de Brasil, y el boliviano Independiente Petrolero hará de local ante el Táchira.

EFE deportes