Ciudad Guayana.- El vicepresidente de Asuntos para el Trabajo de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), José Gregorio Villarroel, se reunió con los trabajadores de la Ferroatlántica de Venezuela, quienes  cumplían varias semanas frente a las instalaciones de la CVG pidiendo su intervención ante la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) para conseguir la cuota de energía.

El secretario de trabajo y reclamo de Unisintraferroven, Gustavo Barrios, informó que Villarroel no conocía la petición que los trabajadores habían introducido a la corporación. También se comprometió con ellos de “estudiar el tema para luego interceder ante las autoridades competentes”.

“El señor Villarroel nos dijo que desconocía la petición que habíamos introducido el 6 de junio. Nos explicó que estudiaría el caso para luego interceder por nosotros ante los organismos competentes”, acotó Barrios.

La CVG tiene en su poder  5% de las acciones de la empresa, por lo tanto, hace parte de la sociedad entre trabajadores y Ferroven. Por ese motivo es que los empleados apelaron a la intervención del holding.

Una vez finalizada la reunión, los empleados de la Ferroatlántica de Venezuela, con casa matriz en Madrid, decidieron movilizarse a las instalaciones de Corpoelec en Puerto Ordaz para solicitar una reunión con funcionarios de la estatal.

También le enviaron una carta al gobernador del estado Bolívar, Ángel Marcano, para pedirle la intervención en su caso. Además de la cuota eléctrica necesaria, los obreros piden que le renueven la concesión a la empresa para la explotación del cuarzo, el cual es la materia prima para la creación del ferrosilicio.

Brayan Silva