El presidente nacional de la Alianza del Lápiz, Antonio Ecarri, exigió este jueves al Ministerio de Educación, la reactivación de los comedores escolares, ante la necesidad de que niños se alimenten bien a la hora de recibir clases. 
 
«El Lápiz exige al Ministerio de Educación y a (Nicolás) Maduro la inmediata puesta en marcha de los comedores escolares. No hay aprendizaje con hambre, no basta con arepas viudas ni arroz sancochado», destacó en rueda de prensa desde el Comando Nacional de la organización política.
 
Para Ecarri, «la educación venezolana ha sido víctima de un cataclismo» y considera que el año escolar 2022-2023, será el «más triste» de Venezuela. 
 

Ante esto, el aspirante a la presidencia dijo que el sistema educativo nacional necesita una «cura de simplicidad». Referente a esto, manifestó que en lugar de profesores y científicos extranjeros, la prioridad debe ser que los niños coman para que puedan aprender. «Podemos traer (Albert) a Einstein, pero primero que los niños coman», apuntó.

Ecarri también consideró la implementación de un programa de útiles y uniformes escolares, que permita atender a infantes de zonas rurales del país. Mencionó que ellos deben caminar sin zapatos cientos de kilómetros para llegar a escuelas, sin comedores ni servicios públicos.

Dejando por sentado que el inicio de año escolar equivale a $300 por niño, Ecarri enfatizó que las Brigadas Comunitarias Militares (Bricolimes) puestas en marcha desde el Ejecutivo no son suficientes para rescatar las escuelas venezolanas. En este sentido insistió en que debe crearse una Comisión Presidencial de altísimo nivel para atender la crisis.

Tras subrayar que las ganancias correspondientes a un semestre de la empresa trasnacional Citgo podría alimentar durante seis meses a los niños en edad escolar, cifra que ronda los $2800 millones de dólares; Ecarri agregó que es hora de asumir con responsabilidad la terrible crisis educativa. «Resolvamos este problema, los venezolanos podemos ponernos de acuerdo para trabajar por y para los niños de este país», concluyó.