Fotografía de archivo en la que se registró a agentes de la Guardia Costera de Estados Unidos, en la estación de Fort Lauderdale (Florida). EFE/Mark Barney

El Servicio de Guardacostas (SGC) de Estados Unidos devolvió este domingo a Cuba un grupo de 68 migrantes irregulares interceptados en el mar que se suman a otros 136 entregados esta semana y con ellos son 1.339 los isleños retornados desde ese país en lo que va de este año.

Una nota del Ministerio del Interior (Minint) detalló que el nuevo grupo de personas devueltas este domingo por el puerto de Orozco, en la provincia occidental Artemisa, lo integran 48 hombres, 18 mujeres y dos menores que habían participado en cinco salidas ilegales del país y fueron interceptados por el SGC en el mar.

Refiere que uno de estos migrantes será investigado por las autoridades «por encontrarse como presunto comisor de hechos delictivos de gravedad».

Desde el inicio de 2023 se han realizado 11 de estas operaciones de retorno por las autoridades de EE.UU. a las que se suman otras tres desde Bahamas e Islas Caimán, y en total son 1.484 migrantes ilegales devueltos, según datos oficiales cubanos.

Las autoridades cubanas afirman que mantienen su compromiso «con una migración regular, segura y ordenada» e insisten en «el peligro y condiciones de riesgo para la vida que representan las salidas ilegales del país por mar» y lo «irresponsable» de involucrar a menores de edad.

El Gobierno de EE.UU. anunció un cambio en su política migratoria por la que se comprometía a acoger a 30.000 migrantes mensuales de Venezuela, Haití, Cuba y Nicaragua.

En paralelo, expulsará de inmediato a México a los migrantes de esos países que intenten cruzar a su territorio de manera irregular.

México, por su parte, aceptó admitir a 30.000 migrantes al mes que sean expulsados de territorio estadounidense.

El Gobierno de EE. UU. ha visto en su frontera sur números récord de migrantes en los últimos tiempos que tratan de cruzar irregularmente motivados, en su mayor parte, por un nuevo éxodo migratorio sin precedentes desde Cuba, Nicaragua y Venezuela.