Niamey.- Setenta y cinco yihadistas del movimiento terrorista Boko Haram murieron en la región del Lago Chad, cerca de la frontera con Nigeria, en dos operaciones llevadas a cabo por el Ejército de Níger en coordinación con soldados nigerianos.

Según informó el Ministerio de Defensa anoche en un comunicado, las dos operaciones ofensivas y de rastreo se llevaron a cabo el lunes sobre las 15.00 hora local por soldados nigerinos en el marco de una fuerza mixta formada por Níger, Nigeria, Camerún y Chad para combatir exclusivamente a Boko Haram.

El batallón nigerino intervino en reacción a «los ataques perpetrados por Boko Haram contra posiciones de las fuerzas de defensa y de seguridad, en los puestos fronterizos de Diffa los pasados 3 y 9 de mayo», explicó la nota.

En estas operaciones, el Ejército contó con el apoyo de la aviación del país que atacó a los combatientes de Boko Haram en una aldea situada a unos 74 kilómetros al sur de Diffa.

La primera operación el Ejército mató a 25 terroristas y confiscó un vehículo y cuatro motos así como armas, munición y una bomba artesanal. Además destruyó dos motos y material de uso militar.

La nota explica también que en la mañana del 11 de mayo, las fuerzas militares conjuntas llevaron a cabo bombardeos aéreos y disparos de artillería en la localidad de Tongo-Fulani, una isla situada a unos 24 kilómetros al noreste de Bosso, en lo que corresponde a la parte nigerina del lago, que causó la muerte de 50 yihadistas.

Según el ministerio, las operaciones militares continuarán hasta acabar con la presencia de estos grupos terroristas de Boko Haram en la región de Diffa.

Tras un período de calma, Boko Haram volvió a perpetrar ataques el pasado 3 de mayo contra un puesto militar en Diffa, que causó la muerte de dos soldados nigerinos y de cincuenta de combatientes del grupo terorista.

El mismo puesto fue atacado nuevamente seis días después, pero sin provocar víctimas.

 

EFE