Estudiantes de Unearte. Foto: SNPD

Ciudad Guayana.- Estudiantes de danza, artes plásticas, música y artes audiovisuales de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte) presentan en Orinokia Mall, de Puerto Ordaz, «El cuerpo como un todo».

Se trata de una serie de instalaciones, donde narran a través de esculturas, performances, bailes, música e imágenes, las capacidades físicas, psicológicas y comunicacionales del cuerpo humano.

La actividad está bajo la dirección del profesor Franklin Prieto y forma parte de las evaluaciones universitarias.

Las instalaciones están ubicadas en las distintas plazas del Centro Comercial Orinokia Mall y según explican sus propios creadores, llevan nombres como «Faceta del corazón», «nubes de seda», «vida», entre otros. 

Facetas del corazón

A través de la música estudiantes desean representar las emociones humanas. En esta instalación musical los bailarines van dirigidos por las notas que interpreta un tecladista, haciendo un recorrido por la felicidad, la tristeza, el enfado, el miedo y la admiración. 

En lla participan los estudiantes: Kelvis López, Rosimar Bravo, Meileth Miranda y Juhver Rubio.

Nubes de seda

Esta instalación está inspirada en la creadora de la danza moderna, Isadora Duncan, de acuerdo con la explicación de sus creadores. Dicen que representa a la bailariana estadounidense, como una estatua viviente, donde la modelo ejecuta distintas poses a lo largo del performance

Estas poses reflejan la gran habilidad, contorsión y flexibilidad del cuerpo humano como el gran protagonista de la obra, todo bajo una surreal proyección de nubes. 

En este cuadro participan los estudiantes Sarais Perdomo, Franciannys Frontado, Ranelys Gil, Mariangel Bravo y Keila Fermín. 

Vida

En el montaje artístico llamado «vida», los estudiantes desean reflejar, a través de las cuatro estaciones naturales, el proceso físico y psicológico de una mujer embarazada y cómo la creación de la vida va pasando por distintas etapas hasta llegar a feliz término.

En esta obra participan los estudiantes Ana Yemez, Jesús Yemez, Anaysa Sarago, Dannibel Correa, Keidy García y Keyla Fermín (ayudante).

El reflejo

En la estación, El reflejo, muestran una serie de esculturas que representan el equilibrio entre los sistemas del cuerpo humano. Artistas aspiran dejar la moraleja de que «todos somos iguales y debemos respetarnos como tal». 

La creación de esta obra es inspiración de María Millán, Luis Márquez, Josselyn Vásquez, Eva Pino e Ignieska Rivas.

Espejos con la naturaleza

La reflexión de esta estación tiene que ver con las emociones y cómo los humanos deberían tomar en cuenta las lecciones que ofrece la naturaleza. 

Sus creadores esperan concienciar, a través de la representación de un árbol humano, cómo las personas deberían adoptar este mecanismo de las plantas, siendo seres poco más sensibles y atentos a lo que hace daño. Con esto, aprender a soltar emociones o costumbres que destruyen a lo interno. 

Aquí participan los estudiantes Agelys González, Nerbys García, Inés Sánchez, Alondra Arias y Nesslimar Díaz. 

Los artistas plásticos estarán únicamente este sábado, 9 de julio, a lo largo y ancho del Orinokia Mall, ubicado en Altavista, Puerto Ordaz.