Ciudad Bolívar.- Es inconcebible que un tramo del  Paseo Orinoco, este limpio y cuidado y el otro lado, sucio y abandonado, ¿quién es responsable? expresó la señora Julia Álvarez, quien trabaja en el Paseo a la altura de la electricidad.
 
«Parece que limpian por donde pasa la reina, porque hasta el Mirador Angostura se ve bien, pero de allí en adelante hasta la zona militar de la Armada, da terror caminar, bueno en realidad no se puede caminar, porque entre el monte, los charcos y árboles que podaron y nunca botaron (…) es muy difícil pasear», dijo Álvarez.
 
Jesús Colina, un ícono del Paseo, nacido y criado en el Casco Histórico, señaló que ha venido denunciando en muchas oportunidades lo oscuro y sucio del lugar, que buena parte del Paseo está en completo deterioro y abandono, requiere de la intervención urgente de quienes realizan mantenimiento en la ciudad.
 
En el corredor vial está una laguna, tanto en invierno como en verano, se estima que por no contar con drenaje, las aguas están estancadas, sin tener por donde escurrirse.
 
El Paseo Orinoco, es un sitio turístico por excelencia y naturaleza, recorrerlo es perderse en el infinito desbordar del río padre, como lo es el Orinoco, es el lugar ideal para que visitantes y habitantes de la ciudad, se den cita a observar y disfrutar el majestuoso y caudaloso río y a la lejanía su imponente Puente Angostura. «Hoy exigimos a las autoridades competentes y a los comerciantes y empresarios, a las iglesias que andan limpiando, a la ciudadanía, vamos a rescatar este tramo del bello Paseo», manifestó Yusmeida Cordero, habitante de Soledad y trabaja por el Paseo.
 
Pedro Celestino Ribero, habitante de La Sabanita, fue de visita al corredor vial Paseo Orinoco, «siempre vengo a disfrutar del río Orinoco, me planto un rato y observo, eso me llena de vitalidad, comencé a caminar, tenía tiempo que no andaba por estos lares, llegaba hasta el Mirador,  me quedo sorprendido con el estado de abandono, la suciedad, la inmundicia en que se encuentra este tramo del Paseo, es algo que no acepto».
 
Ivannia Moreno Palacios