El Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela está lista para lograr el récord guinness, en una única presentación que se llevará a cabo este sábado 13 de noviembre. 

Más de 12 mil niños y jóvenes llevan dos meses ensayando para interpretar la Marcha Eslava de Tchaikovsky y así bautizarse como la «orquesta más grande del mundo». 

El Sistema, programa estatal fundado en 1975, que ha dado formación musical a miles de niños y adolescentes de clases populares en Venezuela, tiene como máximo exponente a Gustavo Dudamel, el actual director musical de la Ópera de París.

Música en pandemia

El director del Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela, Eduardo Méndez, habla de cómo se han enfrentado a este reto en plena pandemia, que ha dejado en este país de 30 millones de habitantes unos 5.000 muertos:

«El intento consiste en ejecutar una obra sinfónica del repertorio universal que tenga una duración superior a cinco minutos. (…) Hubo algunas reacciones al principio un poco de temor por el tema de la bioseguridad, pero una vez explicado todo el proceso, todo el protocolo, como dijo el ministro, se hicieron las pruebas PCR a todos y cada uno de los muchachos participantes. Eso generó muchísima confianza».
 

El anterior récord Guiness de la mayor orquesta del mundo fue impuesto en 2019, en la ciudad rusa de San Petersburgo. Lo logró una orquesta de 8.097 músicos del Fondo de Iniciativas Sociales de la petrolera Gazprom.