Horacio Matuszyczk y José Marrufo atendieron a la prensa paraguaya tras el cotejo. Foto prensa MDG
Rodrigo Malagón Forero

Ciudad Guayana. “En los penales, hay que saber patear…” así, categóricamente como es, el técnico de Mineros de Guayana, Horacio Matuszyczk, englobó la derrota final que sufrió el cuadro guayanés, en el marco del partido de vuelta por la primera fecha de la Copa Sudamericana, tras perder 1-0 en los 90 minutos y luego, caer en la tanda de tiros desde los doce pasos.

“Los penales no son una lotería. Porque hay que saber patear y atajar. Ellos lo hicieron bien y lo tienen bien merecido…” argumentó el estratega del cuadro guayanés, que sin embargo, no dio a conocer los motivos por los cuales –por lo menos no en las repercusiones post partido que citó la cuenta twitter del plantel- un tema que llamó poderosamente la atención de los entendidos de la materia, al tratarse de “nada más y nada menos” el mejor referente ofensivo de la entidad, en todo su historial.

-¿Por qué no jugó el “Aviocinto”, buen atacante y además pateador innato de penales…?-

La pregunta fue la más comentada por la afición negriazul, en las redes sociales, una vez culminó el partido, con el cobro “nefasto e infame” del mediocampista Michael Covea, que literalmente “le dio un pase a los pies” al portero Rubén Escobar.

Programas deportivos mañaneros atendieron la situación minerista, que calificaron “como una dolorosa derrota y ante un rival, con el perdón de los paraguayos, de un nivel más bajo que Mineros…” como lo citó “La Revista Deportiva” de la 92.7 FM, con Adrián Becerra López, Birmania Caridad Quijada y Daniel Quijada, a la cabeza en medio de una polémica radial, que dejó mucha tela que cortar, en el entramado minerista que decantó tras la eliminación guayanesa, y que hizo explotar las redes, por la ausencia de Richard Blanco.

Nadie en Mineros de Guayana, por lo menos hasta la hora de redactar esta nota (9:30 am), dio una clara respuesta oficial, por la ausencia en la cancha del goleador minerista, lo que ahora ha elevado mucho más la presión hacia el seno del cuadro guayanés, tras concretarse la eliminación, ante un cuadro, “con el perdón de los paraguayos”, que se le pudo haber sacado un mejor resultado deportivo.

Y ojo, que aparentemente, Blanco, estaba a plenitud de condiciones para ser de la partida, pero ni fue convocado para la titular, si salió en la banca para los segundos 45 minutos, y lógicamente no estuvo en la tanda de penales.

Vientos tormentosos con anuncio de precipitación crítica, se le vendrán con seguridad, al elenco deportivo minerista, iniciando por su cuerpo técnico, o incluso hasta la directiva, que seguramente tendrá que dar a conocer, respuestas claras a estas dudas, como la que ha prevalecido, por ejemplo,  por la ausencia en el Torneo Apertura 2019,  de un buen jugador como l africano Adjin Livingstone, que sólo ha podido jugar los dos cotejos por la Sudamericana, ya que su visado de  trabajo, aún no se lo han podido sacar.

Sin reproche a los jugadores

El técnico guayanés, entre las frases que rescató la mencionada cuenta twitter negriazul, en la rueda de prensa post partido, dijo que el cuadro desarrolló el juego “que debíamos desarrollar. Nada que reprocharle a mis jugadores, pero sí felicitar a Sol de América…”

Reconoció el estratega argentino que su elenco, no tuvo una buena segunda etapa. De hecho fue así, ya que tras un gran primer tiempo, donde incluso pudo haber marcado un tanto, en la segunda parte el elenco minerista decayó y luego además de perderse en un limbo en el medio sector, sufrió la pérdida de uno de los mejores jugadores del partido, el ghanés Adjin Livingstone, que en la media cancha de contención estaba haciendo un notable trabajo, junto a hombres como el colombiano Wilson Cuero, éste último en la delantera.

“En el segundo tiempo no nos fue bien. Ellos son buenos por las bandas, enviaron buenos centros y pues se les dieron los resultados…”refirió “Matu” sobre este apartado del encuentro.

De hecho asumió que “el primer tiempo fue muy parejo, tuvimos 3 opciones bastantes claras y no pudimos convertir. Tal vez un gol hubiese sido incómodo para Sol de América, pero no logramos…”reconoció.

Y transitando el duro camino de la derrota, con tristeza el DT del cuadro negriazul, dijo que “nos queda una sensación amarga, porque teníamos que continuar. Pero hay que seguir trabajando…”

Lo que viene

Por su parte el defensor José Marrufo, quien acompañó una defensa en la que además estuvieron, José Luis Granados –de gran trabajo en el duelo-, Carlos “Kaki” Rivero y Nelson Hernández, éste muy activo por la banda derecha, sobre todo en el primer tiempo, asumió con visión de futuro la derrota, al estimar que “esperemos que con un buen desempeño en el torneo local podamos volver a una competencia internacional…”

Marrufo además sentenció que “sabemos que acá se cierra una ventana, lo que pasó, pasó. Aprendemos de lo sucedido, porque de todo queda una enseñanza…”

Sus palabras también había asomado la sensación vivida de lo que se podría decir, lució en una rápida eliminación, ya que el rival pareció en muchos pasajes del partido, nunca ser mejor elenco que el de los guayaneses.

Fútbol sin merecimientos

Pero el fútbol, no es de merecimientos, eso se sabe sobra y por ende, Mineros de Guayana dijo adiós a la Copa Sudamericana 2019, porque Sol de América logró el tanto de la paridad global, y luego en los penales, fue altamente efectivo, mientras que Mineros de Guayana falló el primero y el cuarto penal, para quedarse apeado del torneo internacional, al que también califican como “la otra mitad de la gloria”.

“Hay una sensación de tristeza. Esto es fútbol. Pero ya tendremos una revancha en el torneo local para clasificar a una nueva cita internacional…”coincidió Marrufo con su técnico Horacio Matuszyczk, durante la rueda de prensa, al término del lance ante los paraguayos.

Por segunda año seguido, primero Nacional, y ahora Sol de América, los mineristas quedan por fuera, por fallar en la definición de tiros penales, una tarea pendiente para un interno guayanés que ahora le tocará encarar seriamente lo que le resta del Torneo Apertura 2019, aunque las finanzas de la institución, seguramente se han resentido  notablemente por lo que fue, el no haber logrado su pase a la segunda fase de la Copa Sudamericana.

Unos cuantos miles de dólares, que se les escapó de las manos, al cuadro guayanés.