Carlos Vives

Bogóta.-El cantante Carlos Vives dejó a su mamá por fuera y se adueñó del negocio de la familia junto con su esposa la actriz Claudia Elena, se dice que el hombre se tiró a todo su núcleo familiar de enemigo.

Todo esto gracias a la supuesta ambición de su pareja, así lo informó un amigo cercano al famoso para la revista Tvnotas.

El hombre dijo que la familia se encuentra dividida y Carlos se peleó con su madre Aracelis y su hermano Guillo por el restaurante en el que eran socios.

El mismo aseguró que es cierto que el artista tiene problemas con su hermano y tienen un local desde hace muchos años: “Desde 1998, se llama Gaira Café y Guillo lo creó porque además de ser cantante y actor, es chef. En ese entonces, el negocio abrió sus puertas en el garaje de la casa de su mamá, doña Araceli, en Bogotá, Colombia”.

Posteriormente cuenta que Vives se asoció en el año 2006: “Inmediatamente de que se asoció Carlos, decidieron ampliar el lugar, por lo que tumbaron el resto de la casa familiar y compraron un terreno de al lado para construir un restaurante-bar enorme.”.

Tiempo después Claudia se casó con el músico y según comenzó a manipularlo: “Exacto. El conflicto se desencadenó hace seis años cuando Claudia le propuso a Carlos ampliar el negocio construyendo un nuevo edificio que funcionaría como hotel; a él le pareció buena idea y les insistió a Guillo y a su mamá”.

El informante dice que juntos emprendieron el nuevo edificio sin embargo: “La construcción del edificio tardó tanto, que cuando apenas estuvo listo, llegó la pandemia; entonces, Carlos se quedó con él y lo hizo estudio de grabación”.

Más tarde los familiares del colombiano aceptaron y se dice que Claudia finalmente sacó a su suegra y cuñado del negocio, los mismos le debían dinero a la mujer y tuvieron que pagar con el restaurante, por esta razón quedaron en la calle, la fuente dijo que al final Carlos Vives permitió que Claudia Elena hiciera todo esto.

Con información de Ronda