Caracas.- Carolina Esmeralda Zambrano Díaz, de 14 años, salió de su casa el sábado junto a una amiga para una fiesta, pero nunca regresó a su hogar. Su cadáver fue hallado en la carretera Petare-Guarenas, el pasado domingo con signos de violencia y estrangulamiento.

La víctima, quien cursaba tercer año de bachillerato, fue con una amiga a una fiesta, pero nunca regresó a su casa. Sus padres comenzaron a preocuparse, por lo que sin perder tiempo acudieron a hospitales y comisarías para dar con su paradero.

Cuentan los familiares de la adolescentes, que un funcionario de la policía científica le recomendó al padre de la víctima, Luis Mata, ir a la morgue de Bello Monte. Una vez en la sede del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf), confirmaron que el cadáver de su hija yacía en ese lugar.

Caraota Digital