Las sanciones contra el ejecutivo venezolano afectaron también al sector comercial privado. Cortesía: Fedecámaras.

El presidente de Fedecámaras, Carlos Fernández, tras la reunión de empresarios colombianos y venezolanos en Cúcuta, denominada “Acuerdo de la Frontera”, aseguró en una entrevista concedida al programa radial “Éxitos” que casi todas las intervenciones de la asamblea coincidieron en un punto clave: las relaciones diplomáticas, así como el flujo comercial y humano (propio de dos países con presencia de nacionales, uno en el otro), no pueden interrumpirse por «vaivenes políticos».

Fernández señaló que los empresarios asistieron con «espíritu negociador» de hacer concesiones recíprocas para lograr un comercio más profundo y formal. Destacó que fue «la primera conversación profunda que tuvimos ante la cercana apertura de estas relaciones comerciales».

Asimismo, la máxima autoridad de Fedecámaras explicó que se tienen altas expectativas respecto al futuro; la apertura de las relaciones comerciales entre Venezuela y Colombia supondrá un intercambio más equilibrado que podría traer mejoras y prosperidad para los ciudadanos de ambas naciones.

Sin embargo, admitió que requerirá tiempo, ya que quedan cosas por discutir, e incluso, estima que se deberán aplicar algunas reservas en el momento de consolidar la apertura. «Tenemos economías muy distintas, especialmente la venezolana, y consumidores muy distintos a lo que teníamos antes de que se diera el cierre lamentable de este intercambio», sostuvo Fernández.

Por otro lado, instó a reconocer la realidad de la frontera como punto de encuentro entre dos naciones que, a su criterio, están llamadas a trabajar de manera cooperativa. Agregó que la reanudación de las relaciones comerciales binacionales representa «la apertura formal y definitiva del intercambio cultural, científico, comercial entre los dos países».

 Acuerdos

Los líderes gremiales del empresariado colombo-venezolano acordaron en la reunión, llevado a cabo el jueves 18 de agosto en la ciudad de Cúcuta, Colombia, entre otras acciones:

  • Restaurar los lazos comerciales y de inversión entre empresarios, gremios y autoridades de Venezuela y Colombia;
  • restablecer el libre flujo de transporte por todos los pasos de frontera, lo que supone también simplificar los trámites administrativos, los procesos aduaneros y de transporte;
  •  actualizar el Acuerdo de Alcance Parcial de Naturaleza Comercial AAP.C N° 28, vigente en ambos países, que refiere al tratamiento preferencial aplicable a exportaciones de Colombia que tienen como destino Venezuela y viceversa;
  • promover el diseño de políticas públicas para impulsar un Plan de Desarrollo Fronterizo;
  • realizar una propuesta de actualización de la normativa jurídica que contemple los principios de equidad, complementariedad, reciprocidad y mutuo beneficio.

Los acuerdos fueron refrendados en el documento final.

Carlos Fernández destacó que no hubo presencia de autoridades venezolanas en la formulación de propuestas. Sin embargo, consideró que se hará más sencilla su integración una vez se restablezcan las relaciones.