Austin/Texas, Estados Unidos.  El español Fernando Alonso (Alpine) se quejó de la falta de uniformidad de los criterios de los comisarios de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) en el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1, en el que tuvo que abandonar en la vuelta 51 de las 56 al trazado del Circuito de las Américas por un problema en su alerón trasero.

«Se rompió el alerón trasero, casi hago trompo en la curva rápida antes de boxes, afortunadamente llegué al pit, y nos tuvimos que retirar. Es una pena porque hubiésemos estado en la lucha por los puntos con el trompo de (Kimmi) Raikkonen», indicó el asturiano en Dazn.

El bicampeón comenzó la carrera desde la penúltima posición por sanción al haber cambiado el motor de su monoplaza y tuvo varios duelos polémicos con los Alfa Romeo, primero con el de Kimi Raikkonen y, después, con el del italiano Antonio Giovinazzi.

«Venimos a América a dar espectáculo y por desgracia no dimos una buena imagen. Kimmi me pasó por fuera en la vuelta uno y en cambio yo le tuve que devolver el puesto a Giovinazzi y él a mí. Fueron tres incidentes exactamente iguales, dos resueltos de una manera y otro, de otra, y fueron diez segundos con los que hubiera podido hacer noveno», declaró.

EFE noticias