Madrid, España. La FIFA mostró su satisfacción por la resolución de la Asamblea General de la ONU que reconoce el Mundial de Qatar 2022 como el primer evento de este tipo que se celebrará en Oriente Medio, y anima a las autoridades competentes a garantizar que dejará un legado duradero para la paz y el desarrollo en la región.

La resolución del 8 de abril también destaca que el deporte, y especialmente el fútbol, gracias a su popularidad universal, tiene un importante papel que desempeñar en la promoción de la paz y el desarrollo, el respeto de los derechos humanos, la igualdad de género y la potenciación de las mujeres y las niñas.

Clara señal del poder del fútbol

Para el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, «en estos tiempos difíciles marcados por los conflictos y las divisiones, el hecho de que la Asamblea General de la ONU adopte esta resolución consensuada es una clara señal del poder del fútbol como herramienta para el entendimiento mutuo, la tolerancia, la inclusión y la paz, y es un reconocimiento más a la nueva FIFA y a su importante papel social en todo el mundo».

La FIFA recordó este martes en un comunicado que el pronunciamiento de la ONU siguió a un llamamiento de Infantino en favor del liderazgo, la paz y el desarrollo en el último Congreso del organismo en Doha una semana antes.

«Mi petición a todos los que tienen algún poder en este mundo, a todos los que ocupan puestos políticos importantes en el mundo, es que por favor detengan los conflictos y las guerras», dijo el dirigente suizo en su discurso a las 211 asociaciones miembro de la FIFA durante su 72 Congreso.

Un evento saludable y seguro

La resolución de la Asamblea de la ONU también apoyó la asociación entre el próximo Mundial, la Organización Mundial de la Salud y el estado de Qatar, para garantizar que el torneo sea un evento saludable y seguro, incluso en lo que respecta a las medidas de prevención de covid-19, y que sirva para promover un estilo de vida saludable y crear un modelo para futuras concentraciones masivas.

Gianni Infantino indicó que la celebración del torneo en Qatar no sólo es importante para el país anfitrión, sino también para toda la región, así como que la organización del torneo ha sido un catalizador para que el país organizador reforme su legislación laboral respetando los derechos humanos y de los trabajadores.

 

Redacción SNPD con
información de Efe