La Federación de Fútbol de Estados Unidos (USSF) abrió una investigación para conseguir más informaciones sobre lo ocurrido en el caso de violencia doméstica del que fue acusado su último seleccionador, Gregg Berhalter, e informó este martes de que Anthony Hudson será el seleccionador interino para los amistosos de enero ante Serbia y Colombia.

Berhalter publicó el martes un largo comunicado en el que explicó que durante el último Mundial de Qatar, una persona contactó con la USSF alegando que «tenía informaciones» sobre él que «acabaría» con su trayectoria en la federación.

El propio técnico, cuyo contrato con la selección estadounidense expiró tras el Mundial y sigue sin ser renovado, explicó, en un comunicado firmado junto a su esposa, que en 1991 tuvo un fuerte «altercado» con su entonces novia, y ahora mujer, Rosalind, y que terminó dándole «una patada en las piernas».

 

Actos reconocidos 

«No existen excusas por mis acciones de esa noche. Fue un momento vergonzoso del que todavía me arrepiento», destacó.

La USSF no publicó detalles sobre lo ocurrido y se limitó a informar de que, tras enterarse, contrató el bufete «Alston & Bird LLP» para llevar a cabo una investigación.

«En este proceso, ‘US Soccer’ se enteró de un potencial comportamiento inapropiado hacia varias miembros de nuestra plantilla por parte de personas externas a nuestra entidad», escribió la USSF.

«Apreciamos que Gregg y Rosalind hayan hablado de forma abierta de este incidente», agregó.

Berhalter ya no forma parte de la USSF y en las últimas semanas se abrieron las negociaciones por su posible renovación o por la contratación de un nuevo entrenador.

De momento, se dio confianza a Anthony Hudson, con la mirada puesta en la preparación de Carson (California) de cara a los amistosos de finales de enero previstos en Los Ángeles contra Serbia y Colombia.

Se trata de una decisión de alta importancia para la USSF, pues comienza este año el largo proceso que llevará al ‘Team USA’ hacia el Mundial de 2026, del que será uno de los tres países anfitriones.

La próxima Copa del Mundo se disputará en Estados Unidos, Canadá y México y será la más grande siempre, con 48 equipos participantes.

Estados Unidos será el corazón de ese Mundial con once ciudades anfitrionas y una mezcla de estadios icónicos e instalaciones ultramodernas que añadirán brillo a la competición.

Se pasará del MetLife Stadium de East Rutherford (Nueva Jersey) al SoFi Stadium de Los Ángeles, con capacidad para 100.000 espectadores. La casa de los Rams y de los Chargers en la NFL ya albergó el Super Bowl de 2022 y será una vitrina inmejorable para los partidos del Mundial.