Funcionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, tiroteó a dos personas en la tasca Barbakoas de Upata, municipio Piar, también golpeó a una mujer con una botella.

Danny José Correa Carvajal de 31 años de edad y Jesús Samuel González Núñez de 24 años de edad, fueron las personas baleadas por el detective de la policía judicial, las víctimas ingresaron a la emergencia del Hospital Gervasio Vera Custodio.

Georgina Alcalá recibió un botellazo en el rostro y su esposa Correa Carvajal resultó con un impacto de proyectil en el glúteo izquierdo, el suceso ocurrió el día sábado 21 en el sitio campestre antes mencionado.

El agresor estaba acompañado de algunos amigos y mujeres en el mencionado lugar cuando se generó una discusión, con una de las féminas que acompañaban al funcionario.

Cuenta Alcalá que el detective tiró una botella que le pegó en el rostro causándole una grave herida, después desenfundó su arma de reglamento y disparó a las víctimas antes mencionadas que intentaron evitar una tragedia.

Lugareños identificaron al detective como “gatillo alegre”, quien al parecer por su investidura tiene ya otros precedentes en el municipio Piar.

Víctimas exigen al comisario general Douglas Rico, director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, tomar los correctivos necesarios contra el agresor quien está destacado en la delegación del Cicpc de Piar.

Familiares de las personas baleadas, al parecer, denunciaron al victimario en la fiscalía de los Derechos Fundamentales, además, piden al fiscal general de la República, Tarek William Saab, para que designe un fiscal y se investigue los hechos ocurridos.