El menor de 15 años fue decapitado en comunidad Francisco de Miranda

 

Bladimir Martínez Ladera

Ciudad Guayana.-En horas de la tarde del martes, familiares de un menor de 15 años, hallaron su cabeza entre algunos arbusto del barrio El Hueco, al lado del sector Francisco de Miranda, San Félix.

La víctima tenía tres días desaparecida, sus padres sospechaban que estaba muerto, por este motivo salieron a buscarlo, hasta que encontraron parte de su cuerpo, entre la maleza.

Existen sospechas que criminales raptaron al menor en algún sitio del barrio para luego decapitarlo. Le taparon la boca con un trapo para que los vecinos no escucharan los gritos.

Además del pedazo de tela adentro de la boca, el rostro registró hematomas, situación que hace suponer que antes de morir fue brutalmente golpeado por sus victimarios.

Lo conocían como “Lalo”, tenía problemas de conducta. Detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, atan cabos para saber si este crimen guarda relación con otras dos muertes ocurridas reciente en este mismo lugar.

El día domingo en El Hueco, padres de Wilmer Rafael Salazar de 23 años, lo ubicaron sin vida entre la maleza. Fue golpeado salvajemente hasta ocasionarle la muerte a su lado fue hallado otro individuo sin signos vitales que no pudo ser identificado.

Salazar, tenía dos hijos y habitaba en la calle La Torre de este sector con su esposa y sus niños. Desde el día jueves 14 estaba desaparecido, su mujer no sabía su paradero.

Tal vez, asesinos de “Lalo”, se libraron del resto del cadáver, tras echarlo en la cárcava que separa el cementerio municipal con la mencionada comunidad.

Pugna entre bandas

Locales dicen que bandas rivales se matan entre ellos, para dominar todo el vecindario. En febrero funcionarios policiales dieron de baja a “Bebé”, quien supuestamente era cabecilla de una de las pandillas que llegó a liderar “Yordy”.

Son varios delincuentes que someten a vecinos. En horas nocturnas se desplazan por las calles del barrio con pistolas al cinto para amedrentar a los lugareños.

La gente siente miedo, según cuentan que en los últimos días comenzó a incursionar un grupo de menores de todas las edades que se pelea el territorio con “choros” adultos.

Denuncian que “Lalo” fue liquidado por los adultos. Ellos temen que sigan los homicidios, “ya son tres los muertos, y eso porque aparecieron. No sabemos cuántos más, pueden haber en la zanja de El Hueco”, exclamó un vecino.

Sabuesos del Eje de Homicidios del Cicpc, pesquisan para llegar al meollo de los sucesos violentos que acontecen en la comunidad Francisco de Miranda.