parásito
El equipo, dirigido por investigadores de la Universidad del Noroeste, en la provincia china de Shaanxi, analizó un grupo de fósiles de braquiópodos descubiertos en la provincia suroccidental de Yunnan.

Beijing.-Un equipo internacional de investigadores ha encontrado evidencia de una relación parásito-huésped en fósiles de 520 millones de años.

El equipo, dirigido por investigadores de la Universidad del Noroeste, en la provincia china de Shaanxi, analizó un grupo de fósiles de braquiópodos descubiertos en la provincia suroccidental de Yunnan.

Durante la investigación, los científicos hallaron que algunas criaturas en forma de tubo están adheridas al exterior de las conchas de los braquiópodos.

Las criaturas están ubicadas al mismo nivel que la abertura por donde los braquiópodos se alimentan, por lo que los investigadores creen que las criaturas en forma de tubo robaban comida de los braquiópodos.

También encontraron evidencia de que los braquiópodos con criaturas incrustadas en forma de tubo no crecieron tanto como los que no tenían estas criaturas.

Los sistemas parásito-huésped son dominantes en la naturaleza pero son extremadamente difíciles de identificar en los registros fósiles. Los investigadores creen que este hallazgo es la evidencia más antigua de las relaciones parasitarias encontradas en registros fósiles.

El estudio revela la existencia de los sistemas parásito-huésped de los animales en el período Cámbrico temprano, y su aparición podría haber jugado un papel clave en la realización de innovaciones evolutivas y ecológicas asociadas con la radiación Cámbrica, según la investigación. La investigación fue publicada en la revista Nature Communications.