Ingeniero de Orinoco Iron, es localizado muerto en aguas del río Caroní

Ciudad Guayana.-Johnny José González Rodríguez, se hallaba desaparecido desde el día domingo que salió de su casa ubicada en la comunidad 11 de Abril en San Félix, su cadáver flotó el día martes, en horas del mediodía en el malecón de San Félix.

Pescadores observaron el cuerpo que sobresalía de las aguas del río Caroní y notificaron enseguida a las autoridades policiales. El cuerpo del infortunado ya se encontraba en avanzado estado de descomposición, presentó dos golpes contundentes en la cabeza.

Asesinos amarraron dos piedras a la cintura para que no saliera a la superficie, cosa que no llegó a pasar, el cadáver flotó. Se presume que los responsables del referido homicidio, lanzaron el cuerpo desde el puente de la calle Tomas de Heres.

Expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, acudieron al sitio del hallazgo, el cuerpo sin vida lo ingresaron a la morgue del Cementerio de Chirica, para la autopsia respectiva.

Trabajador de Orinoco Iron

La víctima trabajaba en la empresa Orinoco Iron, era ingeniero y tenía un niño de cuatro años. Allegados aseguran que salió a las ocho de la mañana del domingo al mercado municipal de San Félix.

A las 9:00 de la mañana de este mismo día lo vieron por última vez, echando gasolina en la estación de servicio que está en la calle Tomas de Heres, El Roble.

Su esposa se comunicó con él, a las 10:00 de la mañana, después no tuvo más contacto telefónico con su pareja. A las tres de la tarde comenzaron a preocuparse.

Su vehículo Mitsubishi de color gris fue abandonado en la plaza que está a un lado del cerro El Gallo, avenida Manuel Piar.

Familiares iniciaron  su búsqueda en muchos lugares de San Félix y a través de las redes sociales, pidieron apoyo a sus amigos y conocidos.

Afectados dicen que era un hombre trabajador y responsable, no tenía ningún tipo de vicio, tampoco problemas o cuentas pendientes.

El día que desapareció tenía la guardia de tres a once, esa fue una de las razones que llevó a la esposa y a sus allegados a preocuparse, seguido de la ubicación del carro.

Dolientes esperan que la muerte del ingeniero no quede impune, piden a las autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, resuelvan el referido asesinato.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]