María Rivero, coordinadora de trabajo social de la Unidad Cardiovascular

 

Yessika Muñoz

Ciudad Guayana.- Gracias al programa de atención para el seguimiento médico y entrega de tratamientos en la unidad cardiovascular de los Hospitales Ruiz y Páez y Julio Criollo Rivas se han atendido a más de 1.838 personas.

Este servicio se viene realizando desde el pasado año de forma gratuita.

Este programa se ha desarrollado a partir del trabajo conjunto del Ministerio del Poder Popular para la Salud, y la Autoridad Única de Salud regional y presidente del Instituto de Salud Pública Bolívar (ISPEB), Franklin Franchi.

María Rivero, coordinadora de trabajo social de la Unidad Cardiovascular del hospital Julio Criollo Rivas, explica que desde que realizó el programa piloto, aprobado por Min-Salud y el Ispeb, la meta es que los beneficios lleguen directamente a los pacientes.

“Con este programa notamos que los casos fueran disminuyendo”, destaca Rivero.

Asimismo detalló que “los pacientes salen con los medicamentos de la Unidad de Cuidados Coronarios para que cumplan con el tratamiento y evitar complicaciones con la salud”.

Bachaqueo de medicinas 

En relación al tema del “bachaqueo” de medicamentos mencionó, que están tomando acciones para combatir esta irregularidad. 

“Muchas personas piensan que este programa es el trampolín para la continuación del bachaqueo, y eso no lo vamos a permitir” sentenció.

Al respecto reconoció que “algunos trabajadores de los Hospitales Ruiz y Páez y del Julio Criollo Rivas, tienen una reventa de medicinas e insumos con material de la institución”

A lo que respondió que están combatiendo y tomando los correctivos necesarios para evitar la venta ilegal de medicina e insumos médicos.

Agregó, que desde la Unidad Cardiovascular buscan hacer el trabajo lo mejor posible.

“Es decir que los medicamentos lleguen a donde tienen que llegar, y al que lo necesita”, asevera Rivero. 

Por ello están trabajando con María León, jefe de servicio social del Hospital Ruiz y Páez, para brindar esta atención oportuna.

De modo que hacen un llamado a la población para que contribuyan a denunciar esas personas, que se dedican a la venta de medicamentos con fines económicos. 

También recuerdan que las consultas no se han suspendido ni la entrega de medicamentos. 

Con información de Prensa ISPEB