Ciudad guayana.- A menos de 24 horas para llevarse a cabo los comicios regionales y municipales en el país, autoridades del Consejo Nacional Electoral no dan respuestas sobre qué pasará con los votos que recoja la tarjeta del Partido Comunista de Venezuela (PCV) en los municipios Sifontes y Padre Pedro Chien del estado Bolívar.

Lo que inició como un rumor hace pocas semanas con la publicación de un supuesto documento firmado por el contralor Elvis Amoroso, dirigido a Pedro Calzadilla, presidente del CNE, donde notificaba la inhabilitación de dos candidatos a las alcaldías de los municipios Sifontes y Padre Pedro Chien, se concretó con un comunicado por parte representantes del propio partido rechazando la medida  que calificaron como “ilegal” y “extemporánea”.

Daniel Romero candidato a la Alcaldía del municipio Sifontes y Jesús Chópite, candidato por Padre Pedro Chien, ambos ingresan al listado de candidatos inhabilitados del PCV para las elecciones del domingo.

Sin justificación

Oswaldo Ramos, responsable regional del Partido Comunista de Venezuela en el estado Bolívar, indicó que hasta ahora el Consejo Nacional Electoral ni la Contraloría han dado información oficial sobre estas supuestas inhabilitaciones, solo a través de redes sociales que, según explicó, fue como se enteraron de estos casos.

“Desgraciadamente pareciera que las arbitrariedades se han hecho una costumbre en este proceso electoral. La misma situación, el mismo estilo de cómo nos enteramos de la inhabilitación de Eduardo Samán en Caracas, lo están aplicando en esta oportunidad. No hay comunicación, ni con el partido ni con los candidatos, sino sencillamente aparece en ciertos espacios de Twitter, en las redes y es así como uno se entera”, dijo Ramos.

El también candidato a la gobernación del estado Bolívar, por el PCV, señaló que las inhabilitaciones de Daniel Romero y Jesús Chópite rodaron como una ola de rumores desde hace varias semanas. “Nosotros lo averiguamos por nuestras vías, con nuestros contactos, incluso con el propio Elvis Amoroso y nos dijo que eso era mentira y nos pidió incluso que le enviáramos la imagen de la notificación firmada supuestamente por él”.

Trascendió que semanas después, al ingresar al sistema del CNE, ambas candidaturas, tanto la de Romero como la de Chópite, aparecen como “rechazadas”.

“Hemos tratado de hacer las modificaciones y nos dijeron que no iban a aplicar las sustituciones, porque estábamos fuera del lapso de tiempo. Y bien claro dice el reglamento que en caso de muerte, enfermedad grave comprobada o inhabilitación, se puede sustituir al candidato”, expuso el dirigente comunista, haciendo referencia al artículo 62 de la Lopre.

“Pensamos que esto se podía hacer, pero se negaron rotundamente y ahora estamos en esta situación bastante incómoda”.

Para este domingo 21 de noviembre, los votos que recoja la tarjeta del PCV, al menos para las alcaldías de Sifontes y Padre Pedro Chien, resultarán nulos. Aun así, Oswaldo Ramos asegura que sus candidatos permanecerán en la calle, “explicando esta vulgar maniobra”, precisó.

No encuentran nada

El equipo reporteril de Soy Nueva Prensa Digital consultó al vicepresidente del CNE, Enrique Márquez sobre la existencia del documento donde consta la inhabilitación de los candidatos, pero solo respondió que procedería a revisar, y ocho horas después, indicó que no fue encontrada.

Entre tanto el director de la Oficina Regional Electoral, Daniel Prieto, indicó que hasta la presente fecha no ha recibido notificación alguna sobre dichas inhabilitaciones.

Daniel Romero uno de los afectados de esta situación, señaló que no existe tal inhabilitación sino que ahora utilizan el argumento de “rechazo de la candidatura”.

“¿Pero cómo tu rechazas una candidatura cuando eso tenían que hacerlo era el 3 de septiembre? Mi candidatura aparece admitida, hay pruebas, nosotros aparecemos en la pantalla, en el tarjetón”, dijo Romero.

El candidato insiste en que se trata de una “tramoya política” para la confusión y que las declaraciones de su partido son para “meter presión” a que se esclarezca esta confusión.

Elías Rivas