Ciudad Guayana.- Atrás quedó el miedo de los arrendatarios a la hora de querer alquilar sus inmuebles comerciales, gracias a la reactivación de la vida nocturna en la ciudad, lo que se percibe como un “rumbo positivo” para el sector inmobiliario.

Así lo percibe el presidente de la Cámara Inmobiliaria del estado Bolívar, Alexander Ayala, quien asegura que en junio de este año, la demanda de alquileres de locales comerciales se incrementó, debido a que muchos centros comerciales bajaron sus políticas de crédito a los inquilinos.

“Actualmente los centros comerciales son más flexibles y es posible exonerar ciertos meses, dependiendo de la calidad del comercio y metros cuadrados que se alquilen. Muchos llegan a un acuerdo entre las partes”, comentó Ayala en entrevista con Soy Nueva Prensa Digital.

En Gaceta Oficial N° 42.101, del 7 de abril de 2021, en su decreto N° 4.577, se suspende por un lapso de seis meses el pago de cánones de arrendamiento de inmuebles de uso comercial como vivienda principal…por efectos de la pandemia del Covid-19.

Al respecto, Ayala indicó que esta suspensión de pagos temporal, no afectó al mercado “grandemente”, pues los arrendatarios cumplieron cabalmente con sus cánones de arrendamiento, lo que fue factible para el sector.

Agrega que las nuevas políticas implementadas por arrendatarios, así como la reactivación comercial, son condiciones que generan mayor tranquilidad al cliente y siente mayor confianza, tanto para remodelar como para surtir su negocio.

Durante la pandemia, hubo una flexibilización importante en el cobro a los clientes, en función de la responsabilidad que esta reflejaba desde el principio. Se acordó un pago progresivo de acuerdo a las posibilidades del cliente, algunos cánones bajaron y en otros casos se exoneró a quienes no podían pagar. Así lo explica Juan Manuel Bastidas, asesor y administrador inmobiliario.

Bastidas recalca que hubo locales que se vieron en la obligación de cerrar, porque los clientes no contaban con el soporte financiero para mantenerlo.

Sin embargo, ahora percibe el panorama distinto. También afirma que para junio de este año, se incrementó el alquiler de locales comerciales en 50 % y un 10 % en cuanto alquiler para uso domiciliario, con respecto al año anterior.

El sector inmobiliario también está dolarizado. Alquilar depende de la capacidad económica de cada individuo; es posible encontrar buenas opciones en materia habitacional, desde 50 dólares hasta 1.500 dólares, dependiendo del sector.

Diogelis Pocaterra, asesora inmobiliaria del Grupo Pocaterra C.A, también asegura que despertó el interés por alquileres, sobre todo comerciales, incluso galpones, restaurantes y terrazas de la ciudad.

Entre tanto, el presidente de la Cámara Inmobiliaria recomienda a quienes estén interesados en alquilar o vender: “Hacer negocios con personas preparadas en la Cámara Inmobiliaria, esto para evitar que incrementen los casos de delincuencia”.

Mariett Hamilton

(Pasante)