Teherán.- El Gobierno iraní negó este miércoles vínculos con los grupos bombardeados por Estados Unidos en Siria, un acción que calificó de “violación de la soberanía” del país de Oriente Medio.

El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Naser Kananí, “negó cualquier vínculo entre esos grupos e Irán”.

Al mismo tiempo, consideró el bombardeo llevado a cabo de madrugada en la localidad siria de Deir al Zur como “una violación a la soberanía, independencia e integridad territorial de este país”.

“Condenamos el ataque enérgicamente”, subrayó Kananí.

El diplomático iraní pidió a Estados Unidos que “abandone” Siria de inmediato y que ponga fin “al saqueo de su petróleo”.

“La presencia continua de tropas estadounidenses en Siria va en contra de las leyes internacionales y es una ocupación”, agregó.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó llevar a cabo ataques de precisión en Deir al Zur contra grupos respaldados por el régimen iraní, informó el Mando Central de las Fuerzas Armadas estadounidenses (USCENTCOM) en un comunicado.

Aclaró que Estados Unidos ataca instalaciones de infraestructura específicas utilizadas por grupos afiliados al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.

El bombardeo se produce cuando parece que las negociaciones para revivir el acuerdo nuclear que limitaba el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de sanciones estadounidenses está a punto de finalizar.

Irán negocia desde hace 16 meses con Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China y Estados Unidos de forma indirecta la restauración del acuerdo de 2015, que tres años después abandonó el entonces presidente estadounidense, Donald Trump. EFE